El centro de la ciudad quedará cerrado al tráfico todos los sábados de 11:00 a 15:00

El Ayuntamiento de La Línea celebró ayer una reunión para tratar varios asuntos relacionados con la movilidad urbana y la seguridad, que arrojó como principal decisión que la zona centro de la ciudad quedará cerrada al tráfico todos los sábados a partir de hoy en horario de mañana.

De esta manera entre las 11:00 y las 15:00, para mayor seguridad y con el objetivo de ofrecer mayor facilidad a los ciudadanos, quedarán peatonalizadas las calles San Pablo y Real, que suelen tener una mayor presencia de personas. El Ayuntamiento instalará pivotes para evitar el acceso a estas calles, como ya hizo en la celebración de la pasada Semana Santa tras adquirir estos obstáculos.

El alcalde, Juan Franco, presidió la reunión que tuvo lugar ayer y en la que participaron el concejal de Seguridad Ciudadana, Bernardo Piña, y responsables de la Policía Local. En el encuentro también se trataron las directrices marcadas por el Ministerio del Interior en materia de alerta antiterrorista y las posibles medidas a tomar para evitar situaciones de riesgo tras el atentado ocurrido el pasado jueves en Barcelona.

El análisis sobre la posible puesta en marcha de nuevas medidas se completará en la mesa técnica que, como viene siendo habitual, se reunirá el jueves de la próxima semana, en la que se confirmará la decisión o no de implementar nuevas actuaciones y el incremento de alertas teniendo en cuenta la proximidad de zonas fronterizas.

El alcalde también habló ayer por la mañana con los portavoces municipales para trasladarles la petición cursada por el Ministerio del Interior para la celebración del minuto de silencio en la puerta del Ayuntamiento, que tuvo lugar a las 12:00 con un nutrido grupo de ciudadanos, y la declaración a nivel nacional de tres días de luto oficial, que ha suspendido la Noche en Blanco prevista para hoy.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios