El alcalde tratará el 'Brexit' al margen de la Mancomunidad

  • Juan Franco afirma que los intereses de la institución comarcal son "muy distintos" a los de La Línea

  • "No queremos pasar a la historia como cómplices de otro 1969", destaca

Juan Franco, en la comparecencia junto a sus compañeros de La Línea 100x100 y la no adscrita, Ceferina Peño. Juan Franco, en la comparecencia junto a sus compañeros de La Línea 100x100 y la no adscrita, Ceferina Peño.

Juan Franco, en la comparecencia junto a sus compañeros de La Línea 100x100 y la no adscrita, Ceferina Peño. / erasmo fenoy

Comentarios 1

El alcalde de La Línea, Juan Franco, reiteró ayer su malestar porque la visita del ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, no dejó propuestas concretas para la ciudad ante la entrada de vigor del Brexit y en cambio sí anunció proyectos que beneficiarán a otros municipios de la comarca, como la licitación del anteproyecto de la Algeciras-Tarifa. Ante esta situación el regidor explicó que ha comunicado al Ministerio de Asuntos Exteriores que la Mancomunidad ya no representa al municipio en cuestiones relacionadas con el Brexit "porque lo intereses que se están gestionando son muy distintos a los que tienen esta ciudad y sus vecinos".

Tras la "decepción y sensación de fraude" de que el ministro no trajera ninguna propuesta para la ciudad, el alcalde ha solicitado al ministerio toda la información de las gestiones que se hayan efectuado sobre el Brexit y que tengan que ver con Gibraltar desde el 12 de junio de 2016, cuando se celebró una comisión interministerial en la que estuvo presente el alcalde junto a representantes de la Junta y de la Mancomunidad. También ha traslado por escrito al ministro de Exteriores su malestar, según explicó en una rueda de prensa en la que compareció junto a concejales de su partido (La Línea 100x100) y la edil no adscrita, Ceferina Peño.

El jueves habrá una junta de portavoces y el primer edil convoca a la Mesa de Trabajo

Franco se mostró tajante en su postura. "Las consecuencias del Brexit son reales y ciertas para este municipio. No nos vamos a quedar quietos ni esperando que nos venga un tsunami de veinte metros: haremos lo que tengamos que hacer. Quizá pasemos a la historia como el grupo al que ningunearon o que no supo gestionar esto, pero no como los que fueron cómplices de otro 1969. Lucharemos hasta el final. No lo voy a permitir ni tolerar. Será sobre mi cadáver", indicó comparando la situación con el cierre de la Verja.

El alcalde también se refirió a la fiscalidad especial para la comarca que fue anunciada por el presidente de la Mancomunidad, Luis Ángel Fernández el pasado enero. "Se le llenó la boca diciendo que la zona fiscal era factible y el ministro dijo que era complicado porque se podía interpretar como ayuda de Estado en el marco de la Unión Europea. Pero cuando intervine le dije que otro artículo establece que en el supuesto en los que existan situaciones de paro particularmente alto o de pobreza extrema, el Tratado de Lisboa establece que este tipo de ayudas son compatibles. Y el que tiene que liderar ese expediente ante la Unión Europea es el Estado español".

El alcalde indicó que es el Gobierno central el que tiene que proponer esas ayudas extraordinarias, pero que el Ayuntamiento ya hizo una propuesta en el estudio sobre el impacto del Brexit en la ciudad, que fue remitido a Madrid. Sobre esta reacción en contra de la gestión del Ejecutivo, el primer edil dejó claro que el pacto de gobierno con el PP estaba "vivo" en el momento de hacer esas declaraciones, mientras que del acuerdo de investidura con la Mancomunidad indicó: "Aún tiene que sacar muchos acuerdos adelante y ya veremos qué hacemos".

"Tenía ciertas esperanzas ante esta visita. Que por lo menos pudiéramos trasladar tranquilidad o sosiego a nuestros vecinos porque la situación es preocupante, pero vemos que no hay un plan de trabajo. Estamos desilusionados. Este pueblo ha sido víctima de políticas de estado. Nosotros queremos vivir en paz y tranquilos. Y que se garantice un libre tránsito, los empleos y garantías para el sector comercial de la ciudad porque cualquier situación en la frontera causaría consternación en el nivel económico de La Línea. El ministro viene a la ciudad y el anuncio se resume a que no se cierra la frontera. Muchos vecinos nos han mostrado su apoyo y aliento porque comparten nuestros sentimientos, incluso de otros partidos porque ven que lo que pedimos es de justicia", explicó el alcalde.

Juan Franco reiteró las singularidades del municipio, que según un informe de la Cátedra de Derecho Internacional de la UCA destaca que La Línea es la única ciudad europea que hace frontera con un territorio pendiente de descolonización. "Por no hablar por la enorme diferencia de rentas. No creo que haya en el mundo una desigualdad tan brutal", lamentó el primer edil. El alcalde también recordó que el pasado 20 de julio hubo una reunión en Madrid para tratar los efectos del Brexit a la que no fue invitado. "Ya entiendo por qué no fui invitado, porque no hay una actuación concreta para la ciudad, y temían una reacción como esta. Tengo la sensación que el único plan antibrexit son las ayudas que estamos recibiendo del Gobierno central. Somos leales al Gobierno por estas ayudas porque gracias a ellas el Ayuntamiento está saneado". Landaluce se refirió el pasado sábado a que La Línea ya recibe estas ayudas para refinanciar deudas y afirmó que gracias a ellas ya se pueden pagar las nóminas con regularidad, a lo que Franco respondió: "Landaluce ya tiene bastantes problemas en Algeciras para que venga a inmiscuirse en los asuntos de La Línea. Es una injerencia inadmisible. Me parece feo que se eche en cara el pago de las nóminas. El Gobierno estableció estas ayudas extraordinarias, pero no ni únicas ni exclusivas para La Línea", indicó.

El regidor también respondió al secretario provincial del PP, Antonio Saldaña, que le culpó de que no haya puesto a disposición de la Zona Franca de Cádiz los terrenos para instalar un recinto fiscal. "Esa gestión la tiene encomendada un concejal del PP. Quizás he sido ingenuo en confiar que las gestiones estaban avanzadas. Ya he pedido al concejal de Urbanismo, Juan Carlos Valenzuela, un informe de cómo está el expediente de la puesta a disposición de esos suelos".

El alcalde convocó ayer una junta de portavoces que se reunirá el jueves para tratar la situación. También tiene previsto mantener un encuentro con la Mesa de Trabajo por La Línea para perfilar algún tipo de acción que implique a la ciudadanía. "Vamos a tomar las riendas de este asunto, vamos a tocar en todas las puertas. Espero contar con la lealtad del Gobierno, la misma que estamos mostrando nosotros. La única preocupación que tenemos es La Línea, nuestro pueblo, que se está muriendo y no vamos a consentirlo", sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios