UGT denuncia ante Trabajo el exceso de ocupación del centro de menores linense

  • La central sindical asegura que en el recinto hay internos que duermen en el suelo por falta de sitio

Comentarios 2

El sindicato UGT ha denunciado ante la Inspección de Trabajo la situación en la que se encuentra el centro de menores La Concepción de La Línea, donde la central asegura que el número de plazas máximo se ve duplicado y triplicado habitualmente.

Este recurso asistencial de la Junta de Andalucía, que generalmente acoge a menores migrantes no acompañados, cuenta con 24 plazas, pero el sindicato critica que habitualmente se está por encima de los 60 usuarios.

El mayor número de usuarios provoca el uso a turnos del comedor y las duchas

Ello tiene su reflejo en unas peores condiciones de vida para los menores -que la UGT califica como cercanas al hacinamiento- y también en la capacidad de respuesta de la plantilla. "El centro no reúne los requisitos para tal volumen de menores. Los hay durmiendo en el suelo en esterillas y comiendo a turnos. Faltan duchas y aseos para tal cantidad de personas", explica José Porras Naranjo, secretario provincial de la Federación de Servicios Públicos de la UGT.

Y sobre los trabajadores, el sindicato agrega que la plantilla debe hacer horas de más para cubrir el servicio de atención a los menores. "Esta situación se ha puesto también en conocimiento del Defensor del Pueblo Andaluz y del Defensor del Menor de Andalucía, con la intención de que dichos organismos, junto con la Inspección de Trabajo, tomen cartas en el asunto y pongan soluciones ante estos hechos", concluyeron desde el sindicato.

La UGT apuntó hace varios meses que la Fiscalía, al no actuar contra el exceso de ocupación denunciado varias veces por el sindicato, no velaba por el cumplimiento de las leyes de atención al menor. Tras varias semanas sin avances, la central ha decidido acudir a otro recurso de la administración, en este caso laboral, para que se analice la situación que atraviesa el recinto.

El exceso de ocupación del centro de menores ha sido una queja habitual en los últimos meses por parte de la UGT, que ha organizado varias concentraciones de la plantilla tras intentar primero resolver el problema con la Junta de Andalucía.

Los sindicatos apuntan que el exceso de capacidad, además de mermar la calidad de la atención, puede derivar en problemas de convivencia. Durante el mes de julio, en plena oleada migratoria, llegaron a cohabitar en el centro 77 menores y registrado episodios de fugas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios