Sanidad explicará a los adolescentes linenses los riesgos de las cachimbas

  • La concejalía dará charlas en los centros educativos para combatir la imagen de producto inocuo

Cerco a las cachimbas. La concejalía de Sanidad del Ayuntamiento de La Línea comenzará hoy una campaña informativa en institutos y centros escolares de la ciudad que busca concienciar a los adolescentes del riesgo para la salud de fumar en cachimbas o pipas de agua.

La concejal de Sanidad, Rosa Pérez, realizará una visita por prácticamente todos los colegios e institutos de la ciudad en una iniciativa dentro de la campaña de prevención del tabaquismo que llega a su segunda edición. Como en la primera, se hará especial hincapié en el consumo de este tipo de productos por parte de los menores puesto que cada vez es más frecuente su uso generalmente con una percepción equivocada de que se trata de un producto inocuo.

La iniciativa recordará que los menores tienen prohibido el consumo de pipas de agua

Pérez insistirá en el papel adictivo y los posibles daños para la salud que puede provocar fumar en cachimba, así como en los mensajes que desde las Organización Mundial de la Salud se están lanzando en relación con los efectos perniciosos para los fumadores de cachimbas. La OMS resalta que un fumador de este tipo de pipas puede inhalar humo como los fumadores que consuman hasta 100 cigarrillos.

La concejalía de Sanidad alerta además de la relación que existe entre este tipo de consumo y el mayor riesgo de padecer problemas respiratorios, diferentes tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares, así como los posibles contagios de hepatitis B, herpes o mononucleosis infecciosa.

Los contagios se producen porque generalmente las cachimbas se fuman en grupo compartiendo las boquillas y tubos. En los conductos interiores de la cachimba se depositan fluidos (saliva) que luego son inspirados por el siguiente fumador.

La campaña incidirá igualmente en la prohibición legal del consumo de este tipo de sustancias para menores de 18 años de edad, constituyendo una infracción grave su venta al igual que el de cualquier otro producto que incite a fumar.

El pasado mes de septiembre un local de ocio de la ciudad fue sancionado después de que se sorprendiera a diez menores que estaban fumando en cachimbas. Esta situación vulnera lo dispuesto en la Ley 28/2005, que considera infracción grave la venta a menores de productos del tabaco así como de otros que incitan a fumar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios