Maeztu defiende que el 'Brexit' es una cuestión "de vida o muerte" en La Línea

  • El Defensor del Pueblo Andaluz expone en Bruselas la situación que vive la ciudad y su dependencia de Gibraltar

  • Propone que el actual estatus se mantenga "lo más cercano posible"

Jesus Maeztu, segundo por la derecha, durante el planel sobre el 'Brexit' celebrado ayer en Bruselas. Jesus Maeztu, segundo por la derecha, durante el planel sobre el 'Brexit' celebrado ayer en Bruselas.

Jesus Maeztu, segundo por la derecha, durante el planel sobre el 'Brexit' celebrado ayer en Bruselas. / e. s.

Comentarios 4

El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, defendió ayer en la conferencia anual de la red europea de defensores del pueblo que el Brexit en el Campo de Gibraltar, y en especial para La Línea, es "una cuestión de vida y muerte" debido a la incidencia que tiene el Peñón en el empleo de la comarca. "En Gibraltar hay 0,6% de paro y en la comarca está en una media del 29 y el 30%. En La Línea la tasa está en un 40%, y llega a ser de un 50% entre la población más joven. La incidencia del Brexit en los puestos de trabajo es una cuestión de vida y muerte y genera una preocupación importante", indicó.

Maeztu expuso los condicionantes de la salida de Reino Unido de la Unión Europea para la comarca campogibraltareña en un panel bajo el título Brexit: aumentar la transparencia y la seguridad para los ciudadanos de la UE, en el que también participaron la Defensora del Pueblo Europeo, Emily O'Reilly; Cecilia Wikström, Miembro del Parlamento Europeo y Presidenta de la Comisión de Peticiones; Rosemary Agnew, Defensora para los servicios públicos de Escocia y Assya Kavrakova, directora ejecutiva del Servicio Europeo de Acción Ciudadana (ECAS).

"Debe estar sobre la mesa la libertad de circulación y la situación laboral", indica

Maeztu expuso algunas de sus propuestas para que el Brexit afecte lo menos posible a los habitantes de uno y otro lado de la Verja. "Estamos en el análisis de las consecuencias, pero creemos que debe estar sobre la mesa la libertad de circulación y en el ámbito laboral las condiciones de los españoles en el Reino Unido y para los fronterizos del Campo de Gibraltar. También estamos viendo las condiciones para jubilados británicos que residen en España. La asistencia sanitaria debe estar fuera del Brexit. Si hay un acuerdo bilateral o específico las circunstancias serán distintas".

El Defensor del Pueblo Andaluz también dio su opinión. "Para España la mejor solución sería mantenerse lo más cercano a la actual situación, con un acuerdo bilateral o especifico con Gibraltar para evitar la ruptura del modo de vida, que afecta a mucha gente. España debe aceptar la legislación de unas políticas que mantengan el estatus actual de los españoles en Reino Unido y de los británicos en España", expuso.

"La situación debe ser la más cercana a actual. El 96% de los gibraltareños no quería el Brexit. Gibraltar tiene un estatus especial distinto a Reino Unido, y si ese estatus lo puede compartir con la comarca se evitaría un sentido de odio a la Verja. Desde La Línea se va a pie al Peñón y son más de 13.000 trabajadores al día. Esa situación requiere unas condiciones extraordinarias al estatus quo. Cuando vienen las quejas y las reuniones no podemos mirar a otro lado", indicó Maeztu.

La conferencia anual de la red europea de defensores del pueblo examina las consecuencias de los derechos ciudadanos de Brexit y el aumento del populismo en Europa. Sobre esta cuestión en un turno de intervenciones la Defensora del Pueblo Español, Soledad Becerril, destacó que el referéndum para decidir la salida del Reino Unido de la Unión Europea fue "una decisión populista" y dijo que se trata de una decisión "muy negativa para Reino Unido, pero también para España, porque van a aumentar los sentimientos en contra de la presencia británica en la colonia de Gibraltar. Esto lo vamos a ver de forma inmediata".

Maeztu expuso toda la situación, partiendo de la base de que el futuro del Brexit es aún incierto. "Se están empezando a sentar las bases de la salida de Reino Unido de la Unión Europea. Es una concurrencia oportuna y extraordinaria que al mismo tiempo que este encuentro estén empezando las negociaciones. De aquí se puede salir con un compromiso más claro", indicó antes de aportar datos a nivel andaluz. "Hay 240.000 británicos en España y 80.000 en Andalucía, el 31,2% del total que residen, sobre todo, en Gibraltar y en la Costa del Sol. Al mismo tiempo hay una situación especial en el peñón de Gibraltar. Enfrente hay una comarca con siete municipios, de los que la situación más extrema se va a vivir en La Línea, donde todos los días hay 11.500 trabajadores que entran a trabajar en Gibraltar. Hay otros 5.000 que residen en la comarca. En total son 17.000 trabajadores que van al Peñón a diario".

"La pregunta de fondo es que tanto en La Línea, en Málaga o en Andalucía, y supongo que también en Valencia (donde hay una importante población británica) preguntan cómo va a quedar la situación. El principal problema es que los 350.000 habitantes de la comarca que hay enfrente del Peñón está pendiente de un terreno pequeñito con 40.000 habitantes donde se van a jugar las condiciones de vida. No sabemos aún los parámetros, en qué condiciones, con qué presupuesto y con qué bases se va a comenzar a negociar, pero lo que está claro es que va a haber consecuencias", destacó Maeztu, que hizo hincapié en que lo más importante para la Red de Defensores del Pueblo es la vida. "Pero por detrás, en segundo lugar, están las condiciones de vida y tenemos una zona muy inquieta por su futuro".

"Aún no se ha hecho nada, pero como defensores del pueblo nuestro objetivo esta definido ya, que es defender la vida, y 80.000 personas pueden cambiar la suya, depende de cómo se negocie el Brexit. Por encima de los bienes comerciales esta el interés de las personas y están los derechos. Ahí tenemos que empezar el camino", explicó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios