La Junta destina 13 millones a mejorar el abastecimiento de agua a La Línea

  • La inversión renovará la conducción que va desde El Cañuelo a la ciudad

  • La tubería, de 10,9 kilómetros, tendrá tramos protegidos con hormigón

  • Las obras empezarán antes de fin de año

Obras para la conducción de aguas del ramal entre El Cañuelo hacia Algeciras junto al río Palmones, en diciembre de 2016. Obras para la conducción de aguas del ramal entre El Cañuelo hacia Algeciras junto al río Palmones, en diciembre de 2016.

Obras para la conducción de aguas del ramal entre El Cañuelo hacia Algeciras junto al río Palmones, en diciembre de 2016. / e. s.

eur-alg-tuberia eur-alg-tuberia

eur-alg-tuberia

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía dio ayer luz verde a un gasto de 13,1 millones de euros para finalizar las obras de mejora de las conducciones generales de suministro de agua potable en el Campo de Gibraltar. Con esta inversión, la administración regional construirá un nuevo ramal de tuberías que discurrirá entre la estación de tratamiento de El Cañuelo -en el término municipal de Los Barrios- y La Línea de la Concepción.

El inicio de las obras está previsto para finales de año, con un plazo de ejecución de 18 meses. La futura tubería se sumará a la que ya conecta las poblaciones de Los Barrios y Algeciras y que fue inaugurada el pasado mes de abril.

El ramal que surte a Algeciras fue estrenado en primavera tras 10 millones de inversión

Con este proyecto, la administración regional da un nuevo impulso a la renovación de la infraestructura de abastecimiento que beneficiará en total a 95.000 habitantes, los correspondientes a las ciudades de La Línea -donde terminará el trazado- y también a los de parte de San Roque, por cuyo término municipal discurrirá la futura canalización. La Junta apuntó que la tubería ha sido diseñada para atender a una población de hasta 125.000 habitantes.

La intervención supondrá la creación de 230 empleos y evitará las pérdidas que se producen como consecuencia del deterioro que presentan las actuales conducciones, que datan de los años 60 del siglo pasado y presentan frecuentes episodios de roturas y averías.

El proyecto (ver gráfico) se basa en la construcción de una conducción de 10,9 kilómetros de longitud. De este tendido, 8,5 kilómetros serán de tuberías de 1.219 milímetros de diámetro y el resto de 813 milímetros. Se trata de una obra compleja dado que cruzará en acueducto el curso del río Guadarranque y también pasará en uno de sus tramos bajo la carretera A-405 y la línea ferroviaria Algeciras-Bobadilla. Por las características topográficas del terreno, en este último trazado la tubería de acero se embutirá en una estructura de hormigón armado para dotarla de mayor resistencia. Sus 900 metros lineales supondrán un récord de este sistema a escala nacional.

Cuando esté terminada, la Junta dará por concluida la renovación de las infraestructuras que abastecen al arco de la Bahía de Algeciras después de que la pasada primavera entró en servicio la tubería que ya da agua a las ciudades de Algeciras y Los Barrios, con 10,3 kilómetros de recorrido y que supuso una inversión de 10 millones de euros ejecutada por Tragsa entre los años 2015 y 2017.

El mapa de la distribución del agua para la comarca parte desde los pantanos de Charco Redondo y de Guadarranque que conducen sus aguas hasta la estación potabilizadora de El Cañuelo, en el centro geográfico de la comarca. Desde aquí, el agua es enviada por sendos ramales hacia la zona oeste de la Bahía de Algeciras (Los Barrios y Algeciras) por las conducciones recién renovadas y también por las antiguas -que se mantienen operativas dotando a esta zona de la comarca de un doble circuito- y hacia la zona este, actualmente con una sola tubería.

La segunda, al igual que la canalización ya terminada y a pleno rendimiento, aumentará la capacidad de transporte y garantizará un abastecimiento ininterrumpido a la población linense.

La nueva tubería será similar en calidad y construcción a la que ya presta servicio a Algeciras: construida en acero de la máxima calidad y con el menor número de juntas posibles para reducir al mínimo las posibilidades de fugas y averías. Todo el conjunto llevará un revestimiento anticorrosión.

El ramal construido para Algeciras estaba proyectado para el año 2011, si bien la empresa adjudicataria planteó cambios en el contrato. La empresa pública Tragsa retomó la actuación en 2015 y la terminó entre febrero y abril de este año. La ejecución se demoró porque aparecieron restos arqueológicos y también fue necesario "saltar" un río, en este caso el Palmones, con un acueducto de 330 metros.

La pasada primavera se produjo el traspaso de las competencias de gestión del ramal El Cañuelo-Algeciras desde la administración regional a la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar, que se encarga de la distribución en alta (agua de pantano) en la comarca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios