El Gobierno resolverá el problema de los trabajadores españoles en el Peñón

  • El ministro de Exteriores adquirió este compromiso durante su última visita a la zona · Carracao cree que la solución puede pasar por presionar a Gibraltar en el Foro para que cambie su legislación laboral

Comentarios 11

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, se comprometió durante el mitin celebrado hace unos días en San Roque a resolver el problema de los trabajadores españoles en Gibraltar durante la próxima legislatura.

Este compromiso del que había tenido conocimiento este diario fue confirmado, a preguntas de Europa Sur, por el senador socialista José Carracao, que explicó que, durante el almuerzo con el jefe de la diplomacia española, miembros del partido en La Línea y la comarca, entre los que se encontraba él, le habían trasladado su inquietud "por un asunto de gran dimensión humana. Al ministro, que se mostró muy receptivo, le expusimos, entre otras cuestiones, el trabajo realizado ante la Secretaría de Estado de la Seguridad Social. Nos escuchó y luego, durante el mitin, decidió asumir por voluntad propia un compromiso que considero extraordinario", puntualizó el político socialista, que agregó que, a partir de ahora, "a la comarca le tocará ayuda en todo lo posible para que este compromiso pueda hacerse efectivo. Para eso estamos en primera línea de combate", dijo.

Para José Carracao, el primer paso que debe darse es la inclusión de este tema en las conversaciones del Foro de Diálogo "para poder estudiarlo de forma concienzuda. La Junta está muy encima de este asunto y tanto el diputado Salvador de la Encina como yo hemos mantenido muchos contactos con el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granados. Sé que las asociaciones de trabajadores reconocen esta labor, pero hay que debatir más y creo que el proceso de diálogo puede ser el marco adecuado", apuntó.

En cuanto a la posible solución para los españoles que desarrollan su vida laboral en el Peñón, cuyo principal problema es la precariedad de las prestaciones sociales de las que disponen en la colonia británica, el senador entiende que el principal instrumento debe ser "presionar al Ejecutivo de Gibraltar en la persona de su ministro principal, Peter Caruana, para que cambie la legislación laboral o, en su defecto, encuentre una fórmula que satisfaga las legítimas aspiraciones de estos trabajadores".

En este sentido, Carracao recordó que los trabajadores españoles que cotizan en el Peñón, cerca de 3.000, "suponen un coste social cero para el Gobierno de Gibraltar. Al no residir en la colonia británica, el Ejecutivo no tiene la obligación de facilitarles una vivienda para ellos y sus familiares. Además, la atención sanitaria la reciben estos trabajadores en España y sus hijos están escolarizados en La Línea y otros puntos de la comarca del Campo de Gibraltar. Pero estas personas sí cotizan en Gibraltar y pagan sus impuestos en el Peñón. Sin embargo, las prestaciones sociales de las que disponen en Gibraltar -pensiones, baja por enfermedad o accidente- son precarias e insuficientes a pesar de ser una mano de obra muy preciada. Dado ese coste cero del que he hablado antes y que son las autoridades españolas las que, como debe ser, cubren los aspectos antes citados, el Gobierno de Peter Caruana debería estar en disposición de aportar alguna solución para acabar con esa precariedad de prestaciones", argumentó el político campogibraltareño.

Por último, Carracao lamentó que, a pesar de la situación descrita, el ministro de Empleo de Gibraltar, Luis Montiel, trasladara recientemente a los sindicatos CCOO y UGT y las asociaciones de trabajadores que su Gobierno no tiene nada que hacer a este respecto. "Decir eso es una manipulación descarada y un acto de demagogia", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios