Filtraciones de aguas fecales enturbian la misa del Corpus

  • El estado del salón parroquial incomoda a los niños durante la eucaristía que se les ofreció

El salón parroquial donde se celebró el pasado domingo la misa con motivo de la festividad del Corpus Christi sufrió una filtración de aguas fecales motivada por las fuertes lluvias que cayeron en la ciudad desde primeras horas de la mañana.

Ésta no es la primera vez que ocurre un incidente de este tipo en el mismo. De hecho, La Línea Acoge, que ejerce su actividad en el mismo local de la calle Sol, ya denunció esta situación a Europa Sur el pasado 31 de marzo, por la que solicitaba al Ayuntamiento la cesión de otro local por las filtraciones que ocurren siempre que llueve y porque la sede se ha quedado pequeña para la intensa actividad que allí se realiza.

El día del Corpus se enturbió para los pequeños que este año han realizado su Primera Comunión, ya que además de la imposibilidad de salir en procesión por las calles de La Línea tras la Sagrada Custodia, tuvieron que remangarse sus vestidos para no mancharse con el agua sucia que ocupaba el suelo de todo el local, además del olor nauseabundo que acompañó al oficio, que se hizo de forma más amena teniendo en cuenta la edad de los asistentes. Los mayores acudieron a misa en el santuario de La Inmaculada.

La Línea Acoge lleva desde el año 2001 en su actual sede, en la que comenzó a trabajar gracias a la colaboración del padre Juan Valenzuela. Desde hace unos meses, el presidente de la asociación comarcal, José Villahoz, viene realizando contactos con distintas instancias municipales, entre ellas, la concejalía de Asuntos Sociales, para trasladar la situación que sufren en su ubicación actual y la necesidad de que colaboren en el arrendamiento de otro local.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios