Fallece Gonzalo Arias Bonet, gran defensor de la no violencia

  • Su rotundo rechazo al cierre de la Verja le llevó a trasladarse con su familia a La Línea en 1980

Comentarios 7

Gonzalo Arias Bonet falleció el pasado 11 de enero en Cortes de la Frontera a causa de una enfermedad. Arias Bonet era un hombre vinculado estrechamente a La Línea de la Concepción, ciudad en la que residió junto a su familia entre 1980 y 1997 y a la que decidió trasladarse por su interés sobre la cuestión de Gibraltar y su profundo rechazo al cierre de la Verja.

Esa repulsa le llevó, como gran defensor de la libertad, los derechos humanos y la no violencia, a asaltar en varias ocasiones la Verja.

Nacido en Valladolid en 1926, era traductor de idiomas, profesión que nunca abandonó y que le llevó a trabajar en la Unesco, en París, entre 1956 y 1968. Cuando decidió abandonar este puesto, prosiguió con su labor de traductor para diversos organismos de las Naciones Unidas.

Sus primeros libros inspirados en la no violencia fueron publicados en el extranjero -Los encartelados- o ilegalmente en España -La no violencia: ¿Tentación o reto? y El proyecto político de la no violencia-, al no permitirlos la censura franquista. Estos y otros como Gibraltareños y gibraltarófagos con el ejército al fondo o Gibraltarofagia y otros cuentos no violentos se han vuelto a editar después.

Su último libro, La historia ramificada, se editó en 2007.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios