Detenido por agredir a policías tras negarse a sujetar a su caballo

  • Agentes de la Jefatura arrestan a un hombre que agredió a su pareja delante de su hijo

La Jefatura de la Policía Local. La Jefatura de la Policía Local.

La Jefatura de la Policía Local. / erasmo fenoy

La Policía Local detuvo el pasado miércoles a una persona que insultó y agredió a los agentes que le pidieron que sujetara a su caballo, que trotaba suelto entre las personas que se daban cita en el lugar.

Los policías fueron requeridos por un concejal, que alertó de que un caballo trotaba suelto entre los viandantes que en ese momento, las 13:20, se encontraban en el lugar. Junto al caballo iba un hombre, cuyas iniciales son J.G.F., natural de La Línea y nacido en 1957. Los agentes le solicitaron que sujetara al equino y le advirtieron de que, en caso contrario, le retirarían el animal.

El hombre se negó a sujetar el caballo y comenzó a insultar, agredir y amenazar de muerte a los agentes. Éstos lograron reducirle y le detuvieron por presuntos delitos de atentado, agresiones y amenazas graves. El caballo fue conducido a un centro de control animal.

En otro servicio realizado durante los últimos días por efectivos de la Jefatura fue detenido un hombre de nacionalidad británica, nacido en 1994, por la presunta comisión de un delito de violencia de género.

La detención se produjo el pasado martes, tras una llamada a la sala del 092 de la Jefatura linense que avisaba de este hecho en la calle Santa Isabel. En el lugar, donde se habían concentrado algunas personas, los agentes vieron a un hombre que agredía a una mujer.

Uno de los testigos era un agente de la Guardia Civil que se encontraba fuera de servicio y explicó a los agentes que el varón había propinado a la mujer puñetazos y tirones de pelo, causándole diversas heridas. La víctima, pareja del detenido, fue trasladada a un centro sanitario para que fuera atendida y declaró que su pareja le había agredido delante de su hijo, de dos años.

Además, en la madrugada del pasado miércoles al jueves la Policía Local se incautó de 500 cajetillas de tabaco de contrabando. Una patrulla acudió a la calle Concha Espina después de que la Jefatura recibiera un aviso por la presencia de varios ciclomotores con cajas, presuntamente llenas de tabaco de contrabando.

Al advertir la presencia policial, el conductor de uno de los ciclomotores arrojó la mercancía y se dio a la fuga sin posibilidad de ser identificado. Los agentes intervinieron la caja, que contenía 500 cajetillas de tabaco sin los precintos reglamentarios, con un valor aproximado de 2.500 euros en el mercado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios