Desarticulada una red que introducía grandes cantidades de cocaína

  • El Cuerpo Nacional de Policía logra la detención de cuatro personas, tres de La Línea y una de Madrid · En la operación son intervenidos en un piso franco 2,2 kilogramos de gran pureza de esta sustancia

La comisaría del Cuerpo Nacional de Policía ha asestado un duro golpe al narcotráfico y ha logrado desarticular una organización que se dedicaba a introducir grandes cantidades de cocaína en la comarca para su posterior distribución en la zona.

La operación policial, denominada Los Montes, se ha saldado con la detención de cuatro personas, tres de La Línea y una de Madrid, así como con la intervención de 31.020 euros en billetes de curso legal, teléfonos y un vehículo.

La detención fue realizada el pasado domingo por funcionarios adscritos a la Unidad contra las Drogas y el Crimen Organizado de la comisaría (Udyco). Esta red se dedicaba al tráfico de cocaína entre Madrid, Toledo y La Línea, ciudad esta última donde era revendida a distintas personas dedicadas al pequeño tráfico de esta sustancia en el Campo de Gibraltar.

Las investigaciones comenzaron el pasado mes de agosto, cuando la Udyco detectó cómo un hombre, identificado como J.J.S.M., de 46 años, se relacionaba con personas de origen sudamericano en la calle San José, personas que no residen en La Línea, por lo que los agentes sospecharon que podía tratarse de un piso franco.

Este dispositivo de vigilancia observó que este hombre recibía visitas a distintas horas del día de un hombre y una mujer que, tras permanecer en la casa durante cortos periodos de tiempo salían tomando ciertas medidas de seguridad y a gran velocidad. Son los hermanos M.A.G.M., de 41 años y G.G.M., de 37, ambos sin antecedentes policiales y que, aunque tienen trabajos fijos, mostraban un nivel de vida inapropiado para la actividad laboral que desempeñaban. Ambos son además primos del propietario del piso.

El pasado domingo, la Policía observó a una de estas personas de fuera de La Línea, en compañía de J.J.S.M., con quien accedió al interior del piso. Los funcionarios de la Udyco, en previsión de que estas personas estuvieran preparando una operación de tráfico de droga y la llegada de los hermanos G.M., establecen el dispositivo de vigilancia. Luego apareció en escena la mujer, que tomó múltiples medidas de seguridad según explicó la comisaría en un comunicado. A continuación observaron que este hombre, que resultó ser A.H.G., de 47 años y natural de Guadalajara aunque con domicilio en Madrid, salió solo del portal y entró en un coche modelo Peugeot 306 para salir de la ciudad.

Los agentes lo siguieron y una vez a la entrada de Chiclana vieron cómo comenzó a realizar maniobras esquivas, como dar repetidas vueltas a rotondas o entrar en vías de servicio para volver a salir. Los funcionarios policiales optaron por interceptar el automóvil e identificar al conductor. Debajo del asiento trasero del vehículo encontraron dos paquetes con bastante dinero en moneda de curso legal envuelto en papel de celofán, por lo que detuvieron al conductor y lo trasladaron a La Línea.

Pero la Policía tenía indicios de que este hombre hubiera dejado droga en el domicilio de la calle San José y que el dinero que llevaba fuera fruto de esa venta por lo que, tras la autorización judicial, se llevó a cabo el registro de la casa. En la misma había una caja fuerte en el interior de un armario. J.J.S.M. aseguró que no tenía llave para abrirla y que la tenían los hermanos G.M., que eran los que gestionaban la retirada e ingreso de la droga en la misma para evitar que J.J.S.M. pudiese manipular su interior debido al valor que esta sustancia tiene en el mercado. Este hecho confirmó la sospecha de la Policía de que se trataba de un piso franco en el que ambas partes contactaban y realizaban los pagos y el depósito de la sustancia.

Los detenidos, la droga y los efectos intervenidos pasaron a disposición del juzgado de guardia, que determinó el ingreso en prisión de estas cuatro personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios