César Escobar ve incompletos los contratos firmados en 1999 y 2000

  • El secretario general del Ayuntamiento traslada al juzgado que en las actas de selección no hay ni currículos de los aspirantes, ni contenido de entrevistas

El secretario general del Ayuntamiento, César Escobar, remitió el pasado 26 de junio un informe al juzgado de instrucción número 3 de La Línea en relación al procedimiento abreviado 88/2007 -diligencias previas 736/2002-, más conocido como el caso de los contratos.

En el citado informe, al que ha tenido acceso Europa Sur, el secretario general, que emitió este escrito a petición del titular del número 3, expone que "vistas las actas de selección -listado de aspirantes remitido por el servicio de Fomento de Empleo, méritos aportados por los concursantes y entrevistas realizadas- que obran en los expedientes de Personal de cada contratado, se comprueba que no existen unidas a éstas ni currículum del aspirante que se contrata, ni contenido de entrevista alguno".

Por otro lado, sobre el reverso de los contratos, César Escobar, sí indica que, "efectivamente, la parte de atrás de cada uno de los contratos laborales coincide fielmente con los obrantes en los archivos del servicio de Personal".

Por otra parte, "a fin de subsanar defectos constatados en los certificados remitidos al juzgado con anterioridad", el secretario general de la Administración local desgrana los cargos que ostentaban todos los imputados durante los años 1999 y 2000, así como sus competencias y funciones.

Tras citar que el alcalde tomó posesión el 3 de julio de 1999, Escobar recuerda que Manuel Aguilera fue designado delegado de Personal, Recursos Humanos y Fomento de Empleo el 5 de julio de 1999, cargo que mantuvo durante ese año y el siguiente.

En cuanto al ya ex concejal Alfonso González Carbonell, explica que éste fue nombrado delegado de Medio Ambiente y Explotaciones Agropecuarias el 5 de julio del 99, así como responsable de Medio Ambiente y Protección Civil y adjunto a la Alcaldía el 12 de diciembre de 2000.

Sobre Vicente Lara, apunta que tuvo un contrato de tres meses - del 14 de julio al 13 de octubre de 1999-como graduado social, y que fue contratado como letrado asesor desde el 1 de enero de 2000 "hasta fin de obra". En relación a Gabriel García Pastor, el secretario general reseña que fue contratado como psicólogo adscrito al área de Sanidad.

Agrega César Escobar Pizarro en su informe al juzgado de instrucción número 3 que "al no contar el Ayuntamiento con una Relación de Puestos de Trabajo, se ha de entender que los señores Lara Batllería y García Pastor fueron contratados para desempeñar las tareas propias de su profesión".

Este informe se ha unido a las diligencias del caso y, según orden emitida por el titular del número 3, será trasladado al Ministerio Fiscal a los efectos de los autos de 19 de julio de 2005 y 31 de agosto de 2006.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios