El Brexit, una cuestión de singularidad

El Brexit, una cuestión de singularidad El Brexit,  una cuestión  de singularidad

El Brexit, una cuestión de singularidad

Después de 15 meses de trabajo tras conocerse que el pueblo británico había votado sí a su salida de la Unión Europea, el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, visitó la comarca y La Línea, la ciudad que todo el mundo señala como la más afectada por el Brexit, sin propuestas concretas ante sus posibles efectos negativos.

Los cargos del PP salieron a defender la gestión del Gobierno central y Nacho Macías, teniente de alcalde en La Línea y coordinador de la Administración General del Estado en la comarca, aseguró que sí habrá medidas concretas. El alcalde, Juan Franco, los partidos de la oposición y buena parte de la ciudadanía han dado un paso al frente y pretenden reivindicar medidas especiales para el municipio por otras vías. Esas propuestas son conocidas por las distintas administraciones competentes porque se han ido dando a conocer a lo largo de los últimos meses. El pasado jueves el regidor linense indicó a los partidos del arco municipal que hará gestiones ante la Unión Europea por la gravedad de las posibles consecuencias para la ciudad.

Fiscalidad especial

La principal demanda es la concesión de una fiscalidad especial para la zona, con alguna ventaja más concreta para La Línea por las limitaciones de su pequeño término municipal. El presidente de la Mancomunidad, Luis Ángel Fernández, anunció el pasado enero que la Abogacía del Estado había emitido un informe en el que certificaba que no había impedimento legal para la fiscalidad especial que reclaman los alcaldes, empresarios y agentes sociales de la comarca. Según indicó el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, esas medidas pasarían por una rebaja del impuesto de Sociedades, ya que en España se paga un 25% y en Gibraltar, un 10%. También se planteaba mejoras en el impuesto sobre la renta.

Sin embargo el ministro indicó en su visita del pasado sábado que no le constaba que esta propuesta vaya a estar en el los próximos Presupuestos Generales del Estado. Además el alcalde linense, Juan Franco, desveló que el ministro le apuntó que el Tratado de Lisboa establece que este tipo de ayudas pueden considerarse "incompatibles con el mercado interior". El regidor contestó que el mismo artículo en el que se habla de esta incompatibilidad, en el apartado 3, recoge que "podrán considerarse compatibles con el mercado interior las ayudas destinadas a favorecer el desarrollo económico de regiones en las que el nivel de vida sea anormalmente bajo o en las que exista una grave situación de subempleo".

Según los últimos datos, La Línea es el quinto municipio de España con más paro, con un 32%, mientras que Gibraltar es uno de los territorios con menos desempleo de todo el mundo. También en cuanto a renta per cápita hay mucha desigualdad. Según las últimas cifras recogidas por el INE, el municipio linense no llega a 20.000 euros. Gibraltar, por su parte, tenía en 2016 una renta per cápita de 64.315 euros, lo que situaba al Peñón en el cuarto lugar del ránking del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Singularidad de La Línea

La ayuda especial y exclusiva para el municipio linense también viene recogida en el documento elaborado por la Mancomunidad para su discusión en las reuniones interministeriales en octubre de 2016. En el informe se recoge esta misma comparación entre la tasa de paro y la renta de cada territorio y se proponen incentivos fiscales para las empresas que tengan su sede en la comarca y para los funcionarios de la Administración General del Estado, además de que se analice la posibilidad de establecer un régimen fiscal especial "similar, con las adaptaciones necesarias, a las de Ceuta y Melilla". También pide que se establezca un plan de empleo, programas de formación y facilitar inversiones. Infraestructuras como un transporte metropolitano, el desdoblamiento de la N-340, la modernización de la Algeciras-Bobadilla y otras mejoras están incluidas en este informe, que recoge que el caso de La Línea es "especialmente grave", por lo que solicita que se pueda plantear "la reedición de la Carta Económica Especial" con la que contó hace unos años.

Aval de la UCA

La recuperación de la Carta Económica Especial es una vieja reivindicación de la ciudad desde que le fue retirada en 2003 y su concesión es amparada desde varios ámbitos. Uno de ellos es universitario, desde la Cátedra de Derecho Internacional de la Universidad de Cádiz. Un informe elaborado por este departamento concluye que la singularidad de La Línea ya ha sido reconocida por el Estado, cuando se aprobó este mecanismo el 20 de enero de 1997 tras constituirse una comisión tripartita entre la Administración General del Estado, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento.

El informe también recoge que esta singularidad debe ser reconocida por la Unión Europea mediante un "programa específico de actuación inmediata" porque La Línea es "una ciudad muy condicionada y afectada por su circunstancia fronteriza única". Los condicionantes citados en este informe son varios. Destaca que el municipio es el único de Europa "que linda con un territorio dependiente de descolonización en el marco de la Organización de las Naciones Unidas" y también el único español que linda con "el territorio de la única reclamación territorial activa de España y objeto de controversia histórica entre dos estados desde el Tratado de Utrecht de 1713".

El documento también señala que La Línea sufre desde el primer día las consecuencias del Brexit, principalmente por los más de 7.000 trabajadores que diariamente cruzan la Verja y que en su mayoría residen en la ciudad. Este hecho y el impacto económico que sufre la ciudad viene recogido en un informe elaborado por el Ayuntamiento, que concluye que sólo por la depreciación de la libra dejan de circular al año en la ciudad 15,6 millones de euros.

La Cátedra de Derecho Internacional de la UCA añade como hecho a destacar que el municipio es el único de España y Europa que linda con un aeropuerto militar de otro estado "con el que no hay coordinación, con gravísimos riesgos de seguridad militares y civiles para la población" linense. También se refiere al aeropuerto civil.

Para paliar esta singular situación los expertos de la UCA proponen que a corto plazo la UE adopte un "programa excepcional específico" y pone como ejemplo casos que se dieron en Nápoles y Belfast, en las que Bruselas estableció operaciones integradas por la especial situación de ambos territorios en los años 80. A largo plazo propone que los fondos de Inversión Territorial Integrada (ITI). Sin embargo hasta el periodo 2021-2027 no podría contemplarse la singularidad de La Línea porque el programa actual está enmarcado en el periodo temporal 2014-2020.

La última propuesta de Theresa May es que después de que se ejecute el Brexit, en marzo de 2019, haya un periodo de adaptación de dos años, hasta 2021. Así se podrían incluir las ayudas ante el periodo más crítico.

Postura del Ayuntamiento

El estudio socioeconómico sobre el impacto del Brexit en La Línea, elaborado por el Ayuntamiento, recoge cifras interesantes sobre la incidencia de Gibraltar en la ciudad. Aparte de los 15,6 millones de euros anuales que ya dejan de moverse en los comercios locales, el Peñón aporta 97,5 millones de euros al año en sueldos de trabajadores fronterizos que residen en la localidad linense. Además, los gibraltareños se gastan 86,6 millones de libras al año en la comarca, mientras que las importaciones que hace Gibraltar desde España llegan a los 380 millones de libras anuales.

La incidencia se puede ver rebajada una vez que se ejecute el Brexit, y más aún si se realiza un Brexit duro. El alcalde, Juan Franco, alertó el pasado lunes de que muchas empresas de apuestas en línea ya han traslado sus sedes a otros territorios como Malta, Chipre o Lituania. "Estoy viendo un tsunami y lo que estoy haciendo es pedir ayuda antes de que llegue", alertó el regidor.

Otras propuestas

Aparte de los efectos económicos, la fluidez del paso por la Verja es otra de las demandas importantes ante la Salida de Reino Unido de la Unión Europea. La Mancomunidad también mostró el respaldo a esta petición que, desde la llegada de Alfonso Dastis, se mantiene tras haber suavizado la postura con respecto a su antecesor, José Manuel García-Margallo.

El Ayuntamiento ya ha dado traslado de su estudio sobre el impacto del Brexit a las distintas administraciones. El municipio propone, además de intentar equiparar los regímenes fiscales de La Línea y Gibraltar en la medida de lo posible, que lleguen inversiones para potenciar la industria y el entorno marino y turístico de la zona. También plantea que se facilite la formación específica de sectores de empleo que más se ofrecen en Gibraltar, así como fomentar el aprendizaje del inglés para tener más oportunidades de empleo.

El alcalde también indicó el pasado lunes que ha solicitado al Gobierno central algunas medidas para el Ayuntamiento, que en la actualidad está limitado por los planes de ajuste del Gobierno para solventar su complicada situación económica. Las propuestas pasan por que se levante el techo de gasto, que el presupuesto se pueda elaborar con más holgura (está visado por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, y que también permita acometer más inversiones en la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios