El Ayuntamiento retira 309 animales de la vía pública durante el último año

  • Expide 38 licencias para perros potencialmente peligrosos, 27 más que en 2006

El Servicio de Atención Animal del Ayuntamiento retiró de las calles 309 animales entre perros, gatos y caballos durante 2007. Así lo confirmó ayer a este diario la concejal de Sanidad, Rosario García, quien se mostró muy satisfecha por la labor realizada desde su delegación para limpiar las calles de la ciudad.

La Sociedad Protectora de Animales (Prodean) acogió a 163 de los 309 animales recogidos, gracias al convenio pionero existente entre la sociedad y el Ayuntamiento desde 2003. La concejal explicó que, una vez retirados de las calles, los animales pasan unos diez días en dependencias municipales, a la espera de ser identificados mediante el microchip, o de que sus dueños los reclamen. Si esto no ocurre, son llevados a la protectora para darles una segunda oportunidad, o son sacrificados bajo la legislación vigente.

Por otro lado, el año pasado se expidieron 38 nuevas licencias para animales potencialmente peligrosos, 27 más que en 2006. Esta cantidad oscila desde que se comenzaran a expedir en 2001, aunque las cifras muestran que existe entre la población la concienciación necesaria para mantener este tipo de mascotas dentro de la legalidad.

Rosario García también comentó que durante 2007 se exterminaron 158 palomos, aunque durante ese año no fue necesario realizar ninguna batida especial de choque, porque la población actual no supone un problema. De todas formas, la concejal dijo que sigue siendo necesaria la colaboración ciudadana para que no se alimente a estos animales y se pongan en los edificios mecanismos que eviten que se posen en las cornisas -como púas-, ya que suponen una fuente de suciedad e infección. Otro método para controlar la población de estas aves se realizará cuando se reformen los jardines municipales, donde se pondrá controlar la reproducción en un palomar para anidación y refugio.

El Servicio de Atención Animal trabaja con dos operarios municipales y en colaboración con el departamento de Medio Ambiente de la Policía Local. Juntos realizan diferentes batidas, intentan fomentar la concienciación ciudadana e imponen las sanciones pertinentes entre los que aún no lleven sus mascotas de manera cívica por la vía pública.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios