El Ayuntamiento resolverá el contrato del transporte en autobús

  • Los motivos son las reiteradas deficiencias en el servicio y la falta de cumplimiento del pliego de condiciones

Un autobús del servicio urbano, en la plaza de la Constitución. Un autobús del servicio urbano, en la plaza de la Constitución.

Un autobús del servicio urbano, en la plaza de la Constitución. / a. carrasco

El Ayuntamiento de La Línea y la concesionaria del transporte urbano en autobús, la empresa Los Amarillos, decidieron ayer iniciar los trámites para resolver el contrato debido a las deficiencias que presenta el servicio.

El teniente de alcalde y delegado municipal de Concesiones y Movilidad Urbana, Mario Fernández, recibió ayer en la casa consistorial a responsables de Los Amarillos, que en el municipio empresa como Transportes Urbanos de La Línea SL, para tratar las reincidentes incidencias, de las que este diario se ha hecho eco en varias ocasiones.

La última fue hace un par de semanas, cuando hubo un solo autobús para cubrir toda la ciudad y atender a unos 70.000 clientes potenciales. De estas deficiencias también ha ido teniendo conocimiento el departamento de Movilidad Urbana, que ha incoado numerosas actas a la concesionaria por deficiencias y por el incumplimiento del pliego de condiciones. Todo ello dio lugar a la reunión de ayer, en la que los representantes de Los Amarillos plantearon la resolución del contrato con carácter de "mutuo acuerdo".

Sin embargo esta decisión no encaja con los argumentos que mantiene la Asesoría Jurídica municipal, que no entiende que se haga de mutuo acuerdo porque lo que existe en realidad es un incumplimiento de las condiciones contractuales del pliego de condiciones.

Ante esta situación la idea es que se emita un decreto de inicio de la resolución del contrato, que se firmará, con toda probabilidad, a finales de la próxima semana próxima. Una vez cumplido este trámite, se deberá dar traslado a pleno para que este órgano decida la resolución del contrato. El Ayuntamiento también pretende convocar la licitación pública del servicio en la misma sesión en la que se rescinda el contrato.

Los Amarillos indicó en la reunión que pretende seguir explotando la estación de autobuses, cuyo estado también ha suscitado quejas. La empresa justificó el incumplimiento de las condiciones contractuales del servicio de transporte en autobús por las pérdidas generadas desde que en 2014 se hizo con el contrato.

El Ayuntamiento ya está analizando el coste del servicio y la subvención que se podría ofertar a las empresas que opten a hacerse con el servicio. En enero el Ayuntamiento anunció que había conseguido una subvención de 39.082,91 euros gracias al Plan de Movilidad Urbana Sostenible que fue aprobado en junio del año pasado.

Mario Fernández indicó que el Ayuntamiento apuesta por el transporte público y afirmó que entiende el malestar de la ciudadanía por el "mal funcionamiento del servicio de autobuses". "Es necesario agilizar la tramitación necesaria para la resolución del actual contrato y poder ofrecer un transporte adecuado a las necesidades que demandan los ciudadanos tras muchos meses en los que han padecido unas condiciones muy deficientes", señaló.

El sindicato UGT solicitó ayer al Ayuntamiento que si persistía la situación del transporte en autobús, que resuelva el contrato y municipalice el servicio "al objeto de que los trabajadores tengan unas condiciones de trabajo y salario digno y dar a La Línea un servicio acorde a sus necesidades".

UGT recordó que cuando finalizó la concesión de CTM-Grupo Ruiz tras 25 años, nueve trabajadores se vieron afectados por un expediente de regulación de empleo y que Los Amarillos se comprometió a mantener al resto, que finalmente fueron despedidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios