El Ayuntamiento negocia la rescisión contractual con la empresa de limpieza

  • Aguilera asegura que el Consistorio quiere modernizar el actual contrato para optimizar el servicio y que eso exige cancelarlo previamente · Isolux-Corsán podrá presentarse al concurso que se convoque

Comentarios 9

El Ayuntamiento está negociando con Isolux-Corsán la rescisión del contrato por el que esta empresa presta el servicio de limpieza, según confirmó a Europa Sur el concejal Manuel Aguilera (PP).

A este respecto, el teniente de alcalde explicó que el equipo de gobierno quiere modernizar el actual contrato "para optimizar el servicio", algo que ya está siendo estudiado por la asesoría jurídica municipal, pero que esa modificación requiere, como paso previo imprescindible, la rescisión de la actual relación contractual con Isolux-Corsán, que tiene en la actualidad unos doscientos trabajadores en la ciudad. "Si no lo hiciéramos de esta forma, la actuación sería ilegal", puntualizó Aguilera, que agregó que fue el Ayuntamiento el que planteó la cancelación del contrato a la empresa y que ésta "dijo que estaba de acuerdo. Ahora, ambas partes tendremos que llegar, con voluntad, a un acuerdo de rescisión. Pero no hay prisa, no va a ser algo inminente", dijo.

Una vez que la relación contractual entre el Ayuntamiento y la actual concesionaria del servicio de limpieza finalice, la Administración local podrá modificar el contrato. Manuel Aguilera no quiso ahondar demasiado en los cambios que pretende introducir el equipo de gobierno, pero sí argumentó que el objetivo es "optimizar el servicio mejorando los medios y el equipamiento y a un precio incluso inferior que el actual".

El paso siguiente será volver a sacar la concesión a concurso. "Hay varias empresas interesadas. De igual forma, Isolux-Corsán, si así lo desea, podrá volver a optar al contrato", dijo.

En las filas del Partido Socialista (PSOE), las negociaciones con la empresa para rescindir el contrato se ven desde una perspectiva muy distinta.

Así, en un comunicado de prensa, la agrupación local que encabeza Miguel Tornay indicó que el motivo de esta decisión es que, "desde la contratación de Isolux-Corsán, el Ayuntamiento no ha hecho frente a los obligados pagos mensuales. En junio del año pasado, la deuda ascendía a más de seis millones de euros. Como recordarán los ciudadanos, ya se produjo una situación similar con la anterior concesionaria, Cespasa, con la que el Consistorio mantiene una deuda de nueve millones de euros. Los linenses deben saber que a estas empresas no sólo hay que abonarles el principal de la deuda, sino también los intereses. Eso significa que el Ayuntamiento adeuda a estas empresas más de quince millones de euros", expuso el PSOE.

Incidió además la formación socialista en que Isolux-Corsán "obtuvo la concesión por un canon bastante superior al de Cespasa. Esta decisión, incomprensible y carente de toda lógica, nos lleva a la conclusión de que al equipo de gobierno del PP le importa poco ir acumulando millones en deudas con tal de salir del paso en situaciones comprometidas", afirmó el partido.

Por último, los socialistas anunciaron que solicitarán al alcalde, Juan Carlos Juárez, que emita a través del servicio correspondiente un certificado sobre las deudas contraídas con Cespasa e Isolux-Corsán.

"Ese certificado deberá incluir los intereses para que los ciudadanos conozcan la realidad del estado de las arcas municipales. Por otro lado, anunciamos que vamos a realizar un exhaustivo seguimiento de todas las empresas concesionarias para saber con exactitud qué obligaciones tiene contraídas con ellas la hacienda municipal", finalizó el PSOE en su comunicado de prensa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios