El Ayuntamiento pierde un centenar de trabajadores en los últimos años

  • El sindicato CSIF señala que se han producido jubilaciones, bajas de larga duración y traslados

  • El Consistorio no puede contratar por las restricciones de los planes de ajuste

Dos operarios eliminan malas hierbas en una plaza de La Línea. Dos operarios eliminan malas hierbas en una plaza de La Línea.

Dos operarios eliminan malas hierbas en una plaza de La Línea. / e. s.

El Ayuntamiento de La Línea ha perdido entre 80 y 100 trabajadores municipales en los últimos años. La sección sindical de CSIF en el Consistorio mostró ayer su malestar por la escasez de personal que se vive actualmente en varios servicios municipales como los de limpieza, parques y jardines, infraestructuras y mantenimiento urbano y lamentó que la solución que se haya dado sea la de contratar a una empresa externa para la conservación de las zonas verdes de la ciudad.

El sindicato indicó que la pérdida de entre 80 y 100 trabajadores se deben a jubilaciones, bajas de larga duración o traslados, "sin que el Gobierno local haya tomado las medidas oportunas para que los servicios públicos se vean afectados de manera negativa, perjudicando directamente a la carga de trabajo de la plantilla existente y al propio ciudadano, que es quien paga sus impuestos para que dichos servicios funcionen aceptablemente".

Ante esta situación CSIF denuncia la "desidia" del concejal responsable de estos departamentos, Juan Macías, y critica que se contraten empresas privadas para llevar a cabo estas tareas. En la ciudad la empresa Recolte ya lleva a cabo labores en parques y jardines, y en próximas fechas saldrá a licitación un contrato similar para reforzar la limpieza. El sindicato señala que se trata de empresas "de fuera de La Línea, sin contar con el personal municipal".

Para este sindicato es "muy preocupante" que la empresa a la que se le ha adjudicado recientemente el contrato de jardinería pública (Recolte) es la misma que se encarga de estas mismas funciones en Algeciras, "cuya plantilla no cobra puntualmente sus nóminas".

La sección sindical de CSIF muestra su desacuerdo con la "política de privatizaciones y contrataciones" del equipo de Gobierno e insta al alcalde "a que tome cartas en el asunto de manera urgente y resuelva un problema que afecta tanto a los trabajadores municipales como a la ciudadanía de La Línea".

De esta falta de personal municipal se ha pronunciado en varias ocasiones el alcalde, Juan Franco. Cuando los sindicatos e Izquierda Unida le criticaron que contratara el servicio de limpieza en los colegios, el regidor indicó que no se podía prestar esta atención de forma adecuada "por las carencias de personal existente". También explicó que debido a las restricciones derivadas de los planes de ajuste barajaba la posibilidad de externalizar servicios "para garantizar y cumplir con las demandas justas de los ciudadanos".

Franco contó que el plan de ajuste sólo permite al Ayuntamiento sacar una oferta de empleo público muy limitada para los cuerpos de seguridad -de hecho ya han salido once plazas para cubrir otros tantos puestos en la Jefatura- y que en el caso de otros departamentos "se imposibilita la contratación de nuevo personal".

A pesar de estas carencias de personal, durante los últimos años los informes de fiscalización de los presupuestos municipales vienen alertando del "excesivo peso del coste de la plantilla municipal" sobre el total del gasto corriente. En 2014 supuso un 61% del total, "bastante lejos del umbral recomendable", situado entre el 30 y el 35%.

El informe de fiscalización de los presupuestos de 2017 y de la plantilla de personal también recoge que "debido a la limitación en la tasa de reposición de efectivos por la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2016, así como lo dispuesto en el plan de ajuste, se han presupuestado a cero" las plazas vacantes en la plantilla.

En ese mismo documento la interventora municipal destaca que es necesario acometer "una política de personal que regularice la organización de los recursos humanos y la asignación adecuada de efectivos a los presupuestos de trabajo, y permita el desempeño de funciones permanentes en el Ayuntamiento por personal seleccionado para este fin, corrigiendo el fraude que la contratación temporal para estos fines supone".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios