El Aula Abierta, formación y diversión en Los Junquillos

  • El programa de la concejalía de Asuntos Sociales se centra en ayudar a niños de hasta 16 años que residen en zonas con necesidades de transformación social

El Aula Abierta del Junquillo trabaja por las necesidades de los menores de la zona desde enero, a través de diversas actividades como talleres de teatro o concursos de cuentos. Además se trabaja para orientarles laboralmente, ayudando a menores de hasta 16 años. El programa que lleva a cabo la concejalía de Igualdad y Asuntos Sociales está subvencionado por la Junta de Andalucía.

El equipo de calle encargado de la puesta en marcha del programa, tras una intervención de trece semanas en la barriada de Los Junquillos con menores, de edades comprendidas entre los 4 y los 15 años llegó a una serie de conclusiones.

El número total de participantes del programa ha aumentado hasta los 248 menores. En el inicio del programa, concretamente durante los dos primeros periodos de intervención, la población beneficiaria fue de 162, aumentando este numero a 200 en el tercer periodo y finalmente a 248 chicos en el último periodo de la intervención. Por lo que desde el equipo emitieron una valoración positiva del resultado.

Asimismo, según el sexo de los participantes desde septiembre a diciembre, la mayoría de los beneficiarios han sido niñas, este número ha aumentado de 93 a 135 alumnos desde que arrancó. En cuanto a los niños, aunque la cifra no es desfavorable, si es algo más baja, 112 niños han asistido, siendo sólo 69 los que empezaron el programa en el primer ciclo.

Según el rango de edad, los más pequeños de entre siete y diez años son los que más se benefician de esta actividad. Las últimas cifras de diciembre muestran que los menores de hasta seis años son 48; de siete a diez hay un total de 113, que son los más numerosos; y finalmente los mayores de más de 11 años se contabilizan en 87 participantes.

En lo que concierne a las actividades realizadas hay que nombrar a dos principalmente, por un lado el programa Aprendemos con la lectura y el teatro. La actividad citada fue seguida por 76 menores: 26 niños y 50 niñas. Destacando los participantes entre siete y diez años, como los que más respaldan esta iniciativa. En lo que respecta al Concurso de cuentos, un total de 42 niños disfrutaron de este programa en este último periodo del año. En concreto asistieron 26 niñas y 16 niños. Siendo los mayores de once años los más participativos con 37 asistentes.

Asimismo, el Aula Abierta tiene cuatro actividades de grupos y talleres en medio abierto, que potencian las actividades lúdicas constructivas y positivas, contribuyendo a formar no únicamente una persona o grupo, sino un ambiente solidario. También está el juego como estímulo global, que contribuye al desarrollo de cualidades físicas, intelectuales, afectivas e inciden sobre el ambiente y la vida del menor.

El taller de lectura se plantea como otra posibilidad de ocio sano, encaminado a despertar o favorecer el interés por la lectura, fomentando la creatividad y la expresión corporal.

Además están las Escuelas de Verano en la barriada. Este programa se organiza con el objetivo de dar al menor otras opciones de juego y distensión que se difiera a la del resto del año, siguiendo los aspectos educativos planteados en los programas anteriores. Y finalmente, está la campaña de hábitos saludables en la infancia y en la juventud, que se organizó a lo largo del año.

La labor con estos jóvenes arrancó en el 2001, dándole continuidad este año. El programa se ejecuta en zonas con necesidades de transformación social donde, a través del juego en el contexto del barrio, permite influir en el desarrollo de la personalidad de los menores, facilitando que descubran el mundo, las personas y las cosas que están a su alrededor.

Con este proyecto se pretende influir y apoyar a los más pequeños en situación de riesgo, en su proceso de maduración, crecimiento y autonomía, construyendo un ambiente solidario y superando las limitaciones impuestas por su contexto.

Las intervenciones con los menores no van únicamente encaminadas a la modificación y adquisición de conductas en los menores, sino que va más allá implicando a las familias de los participantes , tanto en las actividades realizadas por el programa como en otras ofertadas por los Servicios Sociales Municipales. Por este motivo, las familias tienen un papel importante y activo en el taller de animación a la lectura donde intervienen en las actividades conjuntamente con sus hijos, ya que es importante que el niño reconozca en su entorno más próximo el hábito lector, una imagen familiar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios