Acusan de conducción temeraria al gibraltareño que hirió a dos agentes

  • La Policía del Peñón presenta cargos contra el joven por los hechos ocurridos en Gibraltar y no en La Línea, donde provocó un tiroteo y lesionó a dos policías · Está en libertad bajo fianza de 700 euros

El gibraltareño de 22 años que provocó un tiroteo en La Línea el pasado 22 de octubre e hirió a dos policías antes de cruzar la Verja saltándose los controles establecidos compareció ayer en los tribunales de Gibraltar, donde fue acusado de conducción temeraria.

Según pudo saber este diario, la Policía del Peñón (Royal Gibraltar Police) presentó cargos contra el joven, que responde a las iniciales C. G. y tiene 22 años, por los hechos ocurridos en Gibraltar y no en La Línea al carecer de competencia para ello. Y es que el conductor, tras atravesar el paso fronterizo, siguió transitando a alta velocidad e incluso sufrió una colisión.

El caso ha sido aplazado hasta el próximo 17 de enero. Mientras tanto, el acusado permanecerá en libertad bajo fianza de setecientos euros.

Los hechos se produjeron el pasado 22 de octubre. El conductor y otro joven menor de edad, que ocupaban un Mazda de color rojo, fueron interceptados por la Policía Local en un control rutinario a la altura del hotel Rocamar. Durante la inspección del coche, los agentes encontraron una pequeña cantidad de hachís, pero el conductor consiguió arrancar el motor y darse a la fuga. La Policía Local emprendió entonces una persecución.

Cuando el vehículo se aproximaba a la Aduana con Gibraltar, éste fue interceptado por otra patrulla de la Policía Local. El joven gibraltareño embistió a la patrulla e intentó atropellar a un agente. Un vehículo del Cuerpo Nacional de Policía se cruzó en la calzada para interrumpir el paso, pero el conductor lo eludió e intentó atropellar a los agentes que habían bajado del mismo. Tanto los funcionarios de la Policía Local como del Cuerpo Nacional de Policía efectuaron disparos con sus armas contra las ruedas y el motor del vehículo para detenerlo pero no fue posible.

Ya en el recinto de la Aduana, el conductor intentó atropellar a efectivos del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil desplegados en el lugar. La Guardia Civil también efectuó disparos contra el coche, cuyo conductor se saltó todos los filtros y entró en Gibraltar.

Al día siguiente, los dos ocupantes del coche salieron en libertad sin cargos después de ser detenidos e interrogados por la Policía de Gibraltar.

El cuerpo de seguridad del Peñón optó entonces por seguir recabando datos antes de actuar o no contra ambos jóvenes. Finalmente, la Policía ha presentado cargos contra el conductor. Durante este tiempo, los dos chicos han permanecido bajo fianza policial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios