Abren expediente a un bar tras detectarse a diez menores fumando en cachimba

  • El negocio se enfrenta a una sanción grave por vender tabaco a personas por debajo de la edad legal

Una pipa de agua o cachimba. Una pipa de agua o cachimba.

Una pipa de agua o cachimba. / e. s.

La Policía Local de La Línea ha levantado acta de infracción grave contra un bar, ubicado en la confluencia de las calles Clavel y Muñoz Molleda. La decisión se basa en que el pasado viernes 8 fueron detectados en el establecimiento diez menores que estaban fumando en cachimbas (pipas de agua).

Esta situación vulnera lo dispuesto en la Ley 28/2005, que considera infracción grave la venta a menores de productos del tabaco así como de otros que incitan a fumar. Desde la Jefatura de la Policía Local se va a seguir incidiendo para que los establecimientos no puedan realizar este tipo de prácticas, recordando los efectos perniciosos del consumo de tabaco en cachimba, a pesar de su aparente inocuidad. Además, los diez padres de los menores serán informados de lo sucedido al margen de la denuncia interpuesta contra el establecimiento.

La concejalía de Sanidad agregó que emitirá información sobre las cachimbas mediante trípticos que se van a enviar a todos los colegios de la ciudad y la población interesada. Todo para recordar que la venta de productos que contengan tabaco solo podrá realizarse a través de la red de estancos oficiales o máquinas expendedoras ubicadas en establecimientos autorizados.

El cuerpo policial apuntó que las pipas de agua son producto perjudicial e insiste en la exigencia de evitar su consumo, sobre todo delante de menores de edad. Destacan que el inicio de la dependencia se produce muy rápido atraída por sabores afrutados, suaves y dulces. Aludiendo a lo dispuesto por las autoridades sanitarias, desde el Ayuntamiento de La Línea recordaron que el uso de este tipo de elementos genera riesgo de infecciones respiratorias y de transmisión de hepatitis, debido a que se comparten boquillas y mangueras.

La concejalía de Sanidad mostró su interés en hacer llegar a los padres en general lo perjudicial que puede llegar a ser para los menores de edad el uso de estos elementos. Entre otros motivos, porque para la combustión se emplea carbón u otras sustancias que emiten compuestos tóxicos al quemarse que pueden causar cáncer. Además, el tabaco contiene ya de por sí sustancias cancerígenas como el alquitrán que, al no ser solubles en el agua, pasan directamente al conducto respiratorio.

La concejalía de Sanidad del Ayuntamiento insistió en que está demostrado el efecto de fumar en cachimba sobre el cáncer de pulmón, enfermedades cardiovasculares y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios