El gobernador, acusado de no actuar en el caso del asesinato de un talibán

  • La justicia anula, por enjaneación mental, la condena de un soldado bajo su mando

Comentarios 0

El gobernador de Gibraltar, el teniente general Edward Davis, ha sido acusado de no actuar en relación al estado de salud mental de una compañía de infantes de marina bajo su mando, uno de los cuales fue condenado por asesinar a un insurgente talibán que estaba gravemente herido en 2013. El Tribunal de Apelación de la Corte Marcial de Londres anuló ayer la condena por homicidio involuntario del sargento Alexander Blackman tras asumir por motivos de responsabilidad disminuida, según publican varios medios británicos de los que se ha hecho eco la GBC.

Los jueces corrigieron sus apreciaciones después de aceptar el asesoramiento de un grupo de expertos que determinaron que el soldado sufría estrés de combate.

Según la evidencia puesta por escrito de los ex coroneles, los altos funcionarios se habían preocupado después de que la compañía hubiera adoptado como habituales tácticas violentas, agregando que la unidad estaba "psicológicamente derrotada y desprovista de ideas, lo que la convertía en impredecible y peligrosa".

El teniente general Edward Davis fue acusado por un oficial de alto rango, entonces bajo su mando, de haber tratado estas preocupaciones de una manera "insatisfactoria y de no haber abordado el serio conflicto de intereses". El coronel Oliver Lee también acusó al gobernador de ser parte de un "problema en el Comando".

En respuesta a preguntas del GBC, la Oficina del Gobernador no quiso hacer comentarios al respecto.

más noticias de GIBRALTAR Ir a la sección Gibraltar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios