Un británico es extraditado a Gibraltar por delitos de fraude

  • El hombre se hospeda en un hotel y deja una fuerte factura sin pagar. Utiliza el engaño para hacerse con una propiedad

Un súbdito británico de 61 años que había sido requerido por la Policía de Gibraltar por supuestos delitos de fraude ha sido extraditado al Peñón.

Según adelantó ayer la cadena gibraltareña GBC, es la primera vez que una orden de arresto emitida por las autoridades del Peñón ha sido utilizada para la extradición de una persona.

El detenido llegó el jueves en un vuelo procedente de Londres escoltado por agentes de la Policía. Los cargos contra él se derivan de haberse hospedado en un hotel de Gibraltar dándose a conocer como un agente inmobiliario de gran prestigio para lugar dejar una importante factura sin pagar.

Además, ha sido acusado de conseguir mediante engaño una propiedad valorada en más de 30.000 libras, además de un coche de lujo.

Después de diez meses de haberse emitido la orden de arresto, fue detenido en el Reino Unido. Su localización fue posible tras una intensa búsqueda en el país británico, donde se descubrió que estaba en la cárcel por haber robado un coche. Comparecerá en los tribunales del Peñón el lunes.

En otro orden de cosas, un ciudadano británico relacionado con el tráfico de cocaína ha sido acusado también de blanquear 70.000 libras procedente de esas actividades ilícitas.

Sobre A. R. F., de 41 años de edad, pesan ahora nueve cargos por transferir varias cantidades de dinero. Oficiales especializados de la Unidad contra el Crimen Financiero de la Policía Real de Gibraltar detectaron ciertos movimientos de dinero que podrían proceder del tráfico de estupefacientes.

A. R. F. ha comparecido ya en los tribunales en relación a estos cargos. Además, el británico se enfrenta a otros cargos por posesión y posesión con intención de suministrar 36 papelinas de cocaína, que arrojaron un peso de 16 gramos.

70.000

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios