Zoido apoya el discurso del Rey y el PSOE lo califica de valiente

  • El Gobierno británico reitera que los gibraltareños ya han manifestado su deseo de seguir bajo su soberanía

Felipe VI, a su llegada a la capital británica el miércoles. Felipe VI, a su llegada a la capital británica el miércoles.

Felipe VI, a su llegada a la capital británica el miércoles. / seam dempsey/efe

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, expresó ayer en La Línea su respaldo a las palabras que el miércoles pronunció el rey Felipe VI sobre Gibraltar en su discurso ante el Parlamento británico, en el que defendió que el "diálogo y el esfuerzo" entre los Gobiernos de Madrid y Londres sobre el contencioso de Gibraltar permitirá avanzar hacia fórmulas que sean aceptables para todos los implicados.

"Coincido absolutamente con ellas", sentenció Zoido, en referencia a las palabras del monarca después de que el ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, calificase de "antidemocrático" el enfoque planteado por el Rey porque, en su opinión, el Gobierno y el pueblo gibraltareño tienen que ser escuchados a la hora de abordar el conflicto. "El ministro del Interior está con su Rey, con sus palabras, y coincido absolutamente con ellas", resumió el ministro.

El vicesecretario general del PSOE de Cádiz, Juan Carlos Ruiz Boix, aplaudió la valentía del Rey Felipe VI por acudir al Reino Unido y plantear la problemática de más de tres siglos de historia con Gibraltar, señalando que es el momento ahora con una nueva relación. Ruiz Boix agradeció las palabras del Rey en su discurso en el Reino Unido y manifestó que el Jefe del Estado "le da más relevancia que la que le da el Gobierno de España". "Que se le haya dado ese relieve es importante", añadió el socialista.

"Esta importancia es la que debe quedar reflejada también ahora por el Gobierno, aprovechando que se aprueba el techo de gasto para los presupuestos del ejercicio 2018", declaró.

En el mismo sentido se expresó el diputado socialista Salvador de la Encina. "Ahora queda que el Gobierno central haga su trabajo con el desarrollo de las medidas antibrexit planteadas, como las promesas de carácter fiscal", añadió.

El Gobierno británico recordó ayer, sin embargo, que la soberanía de Gibraltar no está en discusión, en línea con lo que han expresado "repetida y abrumadoramente los gibraltareños", que desean seguir bajo soberanía británica.

El Ejecutivo se expresó en estos términos en un comunicado de un portavoz después de que el Rey Felipe VI apostase por el diálogo entre los dos gobiernos como fórmula para encontrar una solución aceptable para todas las partes.

"Saludamos las amables palabras del Rey en las que reiteró la amistad de nuestros dos países. Tal como dijo, Reino Unido y España disfrutan de una relación increíblemente sólida", dice el comunicado.

"Gibraltar es un asunto en el que no coincidimos, nuestra posición es clara: la soberanía de Gibraltar no está en discusión. Su gente ha expresado repetida y abrumadoramente su deseo de permanecer bajo soberanía británica y lo respetaremos", añade.

Además, el portavoz insistió en el deseo británico de que una vez que Reino Unido salga de la Unión Europea el acuerdo de salida funcione para Gibraltar aunque las orientaciones de negociación aprobadas por la UE señalan que para que cualquier disposición se aplique al Peñón tiene que ser con un acuerdo de España y Reino Unido.

"En nuestra salida de la UE vamos a trabajar con nuestros socios para garantizar un acuerdo que funcione para Reino Unido y la UE y sus miembros, incluido España", finaliza el texto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios