La UE y el Reino Unido retoman la negociación con el reto de desbloquearla

  • Los Veintisiete elogian el discurso de May, que reclamó una transición tras el 'Brexit'

La Unión Europea y el Reino Unido inician hoy en Bruselas una cuarta ronda de negociación sobre el Brexit, después de que la primera ministra británica, Theresa May, pidiera este viernes un período de transición de dos años cuando su país y Gibraltar abandonen la UE en marzo de 2019.

Desde Bruselas, el negociador jefe de los Veintisiete, Michel Barnier, celebró en un comunicado el "espíritu constructivo" de May y señaló que la UE podría estudiar esa propuesta, en virtud de las directrices de negociación aprobadas de antemano por los 27 Estados miembros que permanecerán en la Unión.

Barnier pide a Londres claridad en la situación de los europeos que residen en Gran Bretaña

Pero en su respuesta a las palabras que May pronunció en un esperado discurso en Florencia (Italia) sobre el Brexit, Barnier también reclamó a Londres que concrete sus posiciones en la negociación porque el tiempo avanza y el acuerdo de salida del Reino Unido de la UE debe cerrarse para marzo de 2019.

En particular, el negociador jefe del bloque comunitario pidió claridad en tres asuntos que la UE considera prioritarios: la situación de los europeos residentes en el Reino Unido y los británicos en el resto, la relación fronteriza entre Irlanda e Irlanda del Norte y la factura del "divorcio" entre Londres y Bruselas.

"Un discurso constructivo. Hay que traducirlo en las posiciones de negociación del Brexit para avanzar realmente", resumió Barnier, quien recordó que Londres y Bruselas tienen que llegar a un acuerdo en "otoño de 2018" para que pueda aprobarse e implementarse en marzo de 2019, cuando expira el fijado por la legislación comunitaria: dos años desde que May activó el proceso.

Desde Florencia, May se refirió vagamente a la futura situación jurídica de los 3,3 millones de europeos que viven en territorio británico y pidió a sus todavía socios que sean "imaginativos y creativos" para encontrar una solución a la relación fronteriza de Irlanda e Irlanda del Norte.

En cuanto al tercero de las prioridades de la negociación, la factura del Brexit, May dijo que Londres seguirá contribuyendo al Presupuesto de la UE hasta 2020, sin ofrecer cantidades concretas sobre un monto que en Bruselas se cifra entre 60.000 y 100.000 millones.

La cuarta ronda de negociación, aplazada una semana a petición de Londres, comienza al día siguiente de las elecciones en Alemania, en las que los sondeos proyectan una holgada victoria de la actual canciller, Angela Merkel. La líder germana no valoró en su último mitin de campaña las palabras de May, pero sí lo hizo el presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien aplaudió la actitud "aperturista" de la primera ministra británica.

Las negociaciones se retomarán en Bruselas en la tarde del lunes con Barnier a la cabeza del bloque comunitario y el ministro Davis Davis del lado británico y se prolongarán hasta el próximo jueves. De modo que coincidirán con la reunión el martes en Londres de la primera ministra británica con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, también para tratar sobre el Brexit.

La ronda terminará el jueves en Bruselas y ese mismo día los jefes de Estado y de Gobierno de la UE celebrarán en Tallin una cena informal que servirá de prólogo a una cumbre que tendrá lugar el viernes en la capital de Estonia y en la que la inmigración, la unión bancaria y la economía digital destacan como asuntos principales en la agenda de los líderes de la Unión Europea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios