Exteriores defiende el acuerdo pesquero de 1999 con Gibraltar

  • García-Margallo se desvincula de la negociación impulsada por Picardo y Landaluce

Comentarios 15

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, defiende el acuerdo de 1999 respecto al conflicto entre los pescadores de la comarca y Gibraltar. Asimismo, asegura que nunca va a pisar el Peñón hasta que no ondee la bandera española en una entrevista concedida al diario ABC. El titular de Exteriores, respecto al contencioso pesquero, afirma que desde el Gobierno de España "queremos que se mantenga lo que se acordó en 1999". Es decir, el pacto no escrito por el que los pescadores de la comarca podían faenar en las aguas que rodean a la Roca dejando una distancia de 225 metros respecto a la costa. García-Margallo rechaza de esta forma la postura del Ejecutivo gibraltareño de ampliar la distancia a tres millas al este del Peñón y 1,5 millas en la bahía, escudándose en la Ley de Protección de la Naturaleza de 1991. Las palabras del ministro también representan una desvinculación implícita sobre la negociación de un nuevo acuerdo impulsado por el ministro principal de la Roca, Fabian Picardo, y el diputado nacional del PP y vicepresidente de la Comisión de Exteriores, José Ignacio Landaluce, que mantuvieron a finales de marzo una reunión en Gibraltar.

En la entrevista, García-Margallo también da por acabado el foro tripartito. Así, preguntado sobre si ha recibido respuesta a la carta que envió a Londres proponiendo un foro a cuatro en el que se incluyera al Campo de Gibraltar, el jefe de la diplomacia española señala: "La respuesta es satisfactoria en el sentido de que ya nadie aspira a que haya un foro trilateral. Lo que habrá serán reuniones ad hoc, con un equilibrio de posiciones".

García-Margallo también se pronuncia sobre si se van a poder reanudar las negociaciones sobre la soberanía del Peñón. "Lo volveremos a plantear en Naciones Unidas. Yo tuve que hacer un gesto muy visible, porque en la última carta de Jack Straw a Moratinos, se dice que el Reino Unido no iniciará conversaciones sobre la soberanía sin el permiso de las autoridades de Gibraltar. Yo les mandé una carta muy larga diciendo que eso es contrario al Tratado de Utrecht, a la doctrina de Naciones Unidas y a la Declaración de Bruselas, que dicen que tenemos que negociar. Otra cosa, es que el resultado de la negociación lo consulten a los gibraltareños, pero que tenga derecho de veto el Peñón, no. No aceptamos eso, ni que Gibraltar tenga el mismo estatus que España y el Reino Unido en las conversaciones. Son dos temas de principio que han quedado claros. Y yo, desde luego, ni he estado ni voy a estar nunca en Gibraltar mientras no haya una bandera española", manifiesta el ministro de Asuntos Exteriores en la entrevista en ABC.

más noticias de GIBRALTAR Ir a la sección Gibraltar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios