Dimite Tim Farron, el hombre que intentó detener la salida

  • Abandona porque no puede compaginar el cargo con sus creencias como cristiano evangélico

Tim Farron. Tim Farron.

Tim Farron. / efe

Tim Farron dimitió ayer como líder del Partido Liberaldemócrata al resultarle imposible compaginar sus creencias como cristiano evangélico con su cargo político, desde el que defendió un segundo referéndum para rectificar el Brexit.

Farron, de 47 años, había sustituido al frente de la formación a Nick Clegg en julio de 2015, poco después de la debacle electoral en la que los liberaldemócratas perdieron 49 escaños tras cinco años gobernando en coalición con los conservadores.

Con él al frente, el partido obtuvo doce diputados en las elecciones generales de la semana pasada, cuatro más de los que tenía hasta ahora, pero todavía lejos del resultado que permitió a Clegg ejercer de viceprimer ministro durante una legislatura.

La campaña de Farron ha estado rodeada de polémica por sus puntos de vista sobre la homosexualidad, después de que hace dos años respondiera con evasivas una pregunta sobre si creía que las relaciones entre personas del mismo sexo son pecado. El líder liberaldemócrata recalcó en diversas ocasiones que "el sexo gay no es pecado", pero aclaraba acto seguido que estaba hablando como político, no como creyente.

"Ser un líder político, especialmente en un partido progresista y liberal en el año 2017, y vivir como un cristiano comprometido, respetar de forma devota las enseñanzas de la Biblia, me ha parecido imposible", señaló al presentar su renuncia.

Nacido en 1970 en Lancashire, en el noroeste de Inglaterra, Farron se afilió al Partido Liberal con 16 años, después de unirse primero al grupo ecologista Greenpeace. A los 21 años decidió bautizarse y a los 30 reafirmó su compromiso como cristiano evangélico renacido. Fue un estudiante muy activo de Políticas en la Universidad de Newcastle, donde se convirtió en el primer liberaldemócrata designado presidente del sindicato de estudiantes. Tras graduarse en 1992, año en el que se presentó por primera vez como candidato al Parlamento, trabajó como administrador en la Universidad de Lancaster y en el Saint Martins College durante más de una década, hasta ser elegido diputado en las elecciones de 2005. Cinco años antes se había casado con Rosemary Cantley, con la que tiene cuatro hijos. Ambos viven en el condado de Cumbria, en el norte de Inglaterra.

Como político, el estilo informal de sus discursos y su personalidad cercana facilitaron que ganara simpatías entre las bases de los liberaldemócratas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios