Sarah Jessica Parker, una 'it girl' en Moscú

Allá por donde va, la actriz estadounidense Sarah Jessica Parker sigue dando muestras del amor que profesa por la moda y su afán por lucir siempre las últimas tendencias. Como si se tratase de la mismísima Carrie Bradshaw, el mítico personaje que interpretara en la exitosa serie Sexo en Nueva York y que la lanzó al estrellato, la actriz ha hecho gala de su elegancia en la presentación en Moscú de su última película 'I Don't Know How She Does It', en la que interpreta a una poderosa ejecutiva intentando conciliar su vida laboral y familiar.

En la capital rusa, primero de los destinos de la gira promocional del film, Sarah Jessica Parker ha deslumbrado a los moscovitas, luciendo dos impresionantes 'looks'. Por la mañana, durante la presentación oficial de la película, la actriz se decantó por un elegante vestido blanco con un falso escote de barco y estampados oscuros de Prabal Gurung por debajo de la rodilla, de la colección 2011-2012. Para darle un toque de color a su 'modelito', la actriz se colocó un cinturón rojo que cubría también sus antebrazos. Sin embargo, como suele ser habitual, Parker si destacó por algo fue por sus zapatos, unos altísimos tacones negros de Salvatore Ferragamo, caracterizados por su empeine blanco en punta, que complementaban su atractivo 'look'.

Para la fiesta nocturna, la actriz volvió a ser el centro de todos los 'flashes' gracias a un estilismo rompedor, un impresionante Giambattista Valli de Alta Costura color rojo. El vestido, perteneciente a la campaña Otoño Invierno 2011 y que ya lució previamente Carlota Casiraghi en la boda de su tío Alberto de Mónaco en azul, se combinaba con una larguísima capa lisa que la cubría casi por completo. Como ya hiciese por la mañana, la actriz sí, completó el estilismo con unos elegantes zapatos de garras de león , en esta ocasión de Christian Louboutin, con la inconfundible suela roja de la marca.

Pero no sólo tuvo tiempo para promocionar la película, Sarah, a la que también se le pudo ver con un look más casual paseando por las calles de Moscú como si de una turista más se tratase, aprovechó la ocasión para apoyar a uno de sus amigos, el diseñador Manolo Blanhik, que inauguraba boutique en la capital rusa. Allí, la actriz, amante de los archiconocidos zapatos de la firma al igual que su personaje de Carrie Bradshaw, optó por un veraniego vestido blanco con flores rosas bordadas y dos capas de tela superpuestas de la colección Crucero Antibes de Chanel.

Una vez finaliza su visita a Rusia, Parker se desplazó hasta Londres para continuar con la gira promocional de su película. Ya en tierras británicas, la actriz volvió a confiar en Prabal Gurung luciendo un divertido vestido negro, amarillo, rosa y blanco, con rosas estampadas, que combinó con unos zapatos negros de plataforma de brillantina de Charlot Olympia, firma que está muy de moda entre las 'celebrities'. Así, ya sea en Londres, Rusia o donde sea, Sarah Jessica Parker ha vuelto a poner su particular toque de elegancia, demostrando que sigue siendo una de las 'it girl' del momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios