Cayetana tacha a la esposa de Jacobo de "mala" y "envidiosa"

La duquesa de Alba no entiende por qué está levantando tanta expectación su boda con Alfonso Díez el próximo 5 de octubre, ni por qué los fotógrafos persiguen estos días a ambos preguntándoles por detalles del evento. Así lo ha manifestado en una entrevista telefónica concedida ayer a un programa de televisión. "No soy una actriz de cine ni una política, soy una mujer normal y nada más", declara, harta de que se hable de ella.

Además de pedir que la dejen en paz, Cayetana ha querido zanjar la polémica acerca de las desavenencias con sus hijos a raíz de su decisión de contraer matrimonio. De ahí que ha ya señalado que en estos momentos la apoyan todos ellos; no obstante, hace una salvedad que ha levantado ampollas en cuanto a lo que supone en la relación con una de sus nueras, en este caso con Inka Martí, actual esposa de su hijo Jacobo. "No me apoya (Jacobo) por culpa de su mujer", afirma la duquesa, "que es muy mala y envidiosa".

Sin pelos en la lengua, también ha salido al paso de otros comentarios surgidos a partir del anuncio de su boda. "Ya está bien y estoy cansada de las tonterías que dicen todos. Yo estoy feliz, Alfonso es maravilloso y mi familia está ya muy bien".

Por último, defiende el espectáculo Cayetana, su pasión inspirado en su vida y protagonizado por la bailaora Cecilia. "Es buenísima y me encanta que tenga éxito", zanja Cayetana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios