Rajoy promete a Córdoba un aeropuerto y un palacio de congresos "como Dios manda"

  • El líder popular no concreta el proyecto del aeródromo, una iniciativa en la que el PP siempre ha chocado con el PSOE

Comentarios 25

Un aeropuerto "como Dios manda". El aspirante del Partido Popular a ocupar la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, hizo ayer parada en Córdoba con el bolsillo lleno de propósitos y los soltó a bocajarro nada más ponerse ante el atril bajo la mirada entregada de 1.500 seguidores. "Córdoba tendrá un aeropuerto como Dios manda", aseguró con contundencia ante un público que cerró la propuesta con aplausos. Rajoy se metió de esta manera en el debate abierto en la ciudad en los últimos años sobre el futuro de las actuales instalaciones aeroportuarias, un asunto sobre el que el PP local siempre se ha desmarcado del resto de formaciones políticas al reivindicar unas nuevas instalaciones.

"Córdoba es orgullo de todos los españoles, con historia, cultura, tradición, solera y amor. Córdoba tiene futuro y se merece al alcalde que va a tener en las próximas elecciones", subrayó Rajoy en referencia al candidato de su partido al Parlamento por Córdoba, José Antonio Nieto. Nieto convirtió la promesa de un nuevo aeropuerto en eje de su campaña durante las elecciones municipales del año pasado, y ayer recibió el respaldo definitivo de voz de Rajoy. El PP cordobés siempre ha defendido la construcción de un nuevo aeródromo y, mientras tanto, la ampliación del actual, aunque Rajoy no entró en detalles. Esta postura, además, supone una confrontación directa con el Ministerio de Fomento, que ya ha iniciado los trámites para conseguir el suelo necesario.

El otro gran tema local que introdujo Rajoy en el mitin del hotel Córdoba Center fue el Palacio del Sur: "Habrá un palacio de congresos como Dios manda", se comprometió. El candidato popular a presidir la Junta de Andalucía, Javier Arenas, también se refirió a este proyecto durante su alocución, al reivindicar esta instalación para "una de las ciudades turísticas más importantes". Acabar la autovía entre Córdoba y Antequera, mejorar la "inseguridad ciudadana" e impulsar la conexión entre Toledo, Ciudad Real y Córdoba fueron las otras tres promesas lanzadas por el dirigente popular andaluz.

La igualdad, el empleo femenino y la conciliación de la vida laboral y familiar fueron los principales ejes de la intervención de Rajoy en Córdoba. El líder del PP anunció que, en caso de ganar las generales, reconocerá por ley el derecho de los padres y las madres trabajadoras a tener garantizada una plaza de guardería para sus hijos menores de tres años y prometió que su partido pondrá en marcha un Plan Nacional de Guarderías en colaboración con las comunidades autónomas y los ayuntamientos. El objetivo es la creación de 400.000 plazas de guarderías en cuatro años, de las que 120.000 se ubicarán en la Comunidad andaluza.

Para materializar esta propuesta, el PP se comprometió a aumentar la financiación pública y anunció que incentivará la creación de guarderías de empresa a través de la reforma del Impuesto de Sociedades, un impuesto que también se comprometió a bajar. Rajoy avisó, además, que pedirá ayuda a los empresarios para que fomenten la conciliación de sus empleados y creen fórmulas de trabajo flexibles. La conciliación -se comprometió- será un "derecho recogido en el Estatuto de los Trabajadores".

Ampliar en dos semanas los permisos de maternidad y paternidad para estimular el reparto de las tareas familiares es otra de sus prioridades. Rajoy expresó su compromiso con la igualdad "real" entre sexos y aseguró que aún hay que "remover muchos obstáculos para que se pueda hablar en España" de ello. "Voy a trabajar para superarlos", garantizó, antes de criticar que "algunos confunden la igualdad entre hombres y mujeres con la igualdad entre políticos y políticas", en referencia a la paridad en las listas electorales que recoge la actual Ley de Igualdad del PSOE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios