El PP promete llevar el AVE a todas las capitales cinco años antes que el PSOE

  • La formación calcula que si eleva el gasto público en infraestructuras por encima del 2% del PIB terminará el trazado en 2015, en lugar de 2020, como prometen los socialistas.

Comentarios 3

El AVE en todas las capitales de provincia de España cinco años antes de lo que propone el PSOE. Este es el nuevo compromiso electoral del PP de cara a los comicios del 9 de marzo, según anunció el coordinador del programa, Juan Costa, que explicó que la prioridad de su partido será "recuperar el tiempo perdido" por el PSOE a lo largo de esta legislatura. Así, según los cálculos de la formación que lidera Mariano Rajoy, si se eleva el gasto público en infraestructuras por encima del 2 por ciento del Producto Interior Bruto, el trazado a todas las capitales de provincia españolas podría estar terminado en 2015, en lugar de 2020, como proponen los socialistas.

Los populares se han propuesto llevar a cabo las obras de la Alta Velocidad bajo el lema de los Juegos Olímpicos: 'Más rápido, más fuerte, más alto'. Así, los planes del partido de Mariano Rajoy no pasan únicamente por poner una parada de AVE en cada capital de provincia española, sino que además, se comprometen a desarrollar las conexiones con Europa y a defender la calidad del servicio. "Para que no haya un AVE de segunda", criticó Costa, que aseguró que esto ocurre en lugares como la Comunidad Valenciana y garantizó que todas funcionarán con el mismo tipo de red, mientras la convencional se reservará para el transporte de mercancías.

Para "recuperar el tiempo perdido" por el PSOE en materia de infraestructuras y transportes, los populares se centrarán aumentar las inversiones en estos campos, pues, según aseguró Costa, en estos cuatro años se han dejado de invertir 14.200 millones de euros -un 0,48 por ciento del PIB- lo que ha supuesto la pérdida de 340.000 empleos directos en la construcción. Por ello, el PP se compromete a aumentar el gasto público en infraestructuras por encima del 2 por ciento del PIB -desde el 1,58 por ciento actual- lo que permitirá reducir en cinco años el plazo para terminar las grandes infraestructuras viales, que el PSOE se ha fijado en 2020, afirmó Costa. 

De esta forma, en 2015 se alcanzarían los 8.575 kilómetros de líneas de Alta Velocidad y los 15.875 kilómetros de autovías que se plantean en el PP. Además, el partido de Rajoy potenciará el papel de decisión de las comunidades autónomas y aumentará la relevancia del sector privado, de manera que se complete la "efectiva liberalización" de los servicios de transporte ferroviario, iniciada en 2003, añadió Costa, que compareció en rueda de prensa acompañado por los responsables del PP en materia de infraestructuras: el presidente del PP gallego, Alberto Núñez Feijoo; el consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Manuel Lamela, y el portavoz de Fomento del Grupo Popular en el Congreso, Andrés Ayala.

Los autores del documento hacen en sus propuestas hincapié en la seguridad y por ello recogen el compromiso de acabar con la totalidad de los pasos a nivel ferroviarios y la totalidad de los 'puntos negros' en las carreteras españolas, así como la creación de una Agencia Estatal de la Seguridad Vial. Este organismo tendría el rango de consejo estatal, con participación de las administraciones territoriales y realizaría "auditorías" sobre el estado de la red de carreteras, al tiempo que impulsaría el desarrollo de sistemas inteligentes de transporte. Esta iniciativa se añadiría a la Ley de Atención en accidentes de tráfico que estipula en 20 minutos el tiempo de respuesta de los servicios de emergencia que prepara el PP.

Los populares quieren también modificar el modelo aeroportuario, segregando Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea, e incrementar la participación de las administraciones autonómicas y municipales, junto a la gestión de la iniciativa privada en las gestión para garantizar la sostenibilidad de los aeropuertos deficitarios. Sobre el transporte marítimo, también apuestan por la liberalización de los puertos, la intermodalidad con el transporte ferroviario y por carretera, así como por el desarrollo de un 'plan renove' para la flota mercante con incentivos fiscales para la inversión en nuevos buques.

Por último, modificarán la empresa estatal de Correos para garantizar un "servicio postal de calidad en todo el territorio", garantizando su autofinanciación en el marco de competencia europea, siempre sobre la base de la estabilidad en el empleo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios