El PP promete suelo para empresas en la Bahía de Cádiz del tamaño de Cancún

  • El Plan de Industria reserva 21,5 millones de metros cuadrados para industria · Arenas no culpa a Gibraltar del 'New Flame'

Tras el debate televisivo, Javier Arenas, hizo escala ayer en la provincia de Cádiz. De la industria y del paro en la Bahía gaditana pasó en unas horas a hablar sobre la contaminación por los vertidos y la crisis por el New Flame en la Bahía de Algeciras. En la puerta de las instalaciones de Delphi en Puerto Real, cuando se cumple el primer año de su cierre, Arenas avaló la gestión económica de los gobiernos de Aznar para presentarse como el aspirante que resolverá la endémica crisis de la zona.

Esperaban al popular una decena de los 2.000 ex trabajadores que tuviera en la Bahía la multinacional norteamericana, los "discriminados", según se catalogaron. Fuera del convenio colectivo, unos 40 eventuales asisten a cursos de formación por los que perciben unos 400 euros al mes, le informó un ex empleado. Arenas, en perfil puro de candidato, se comprometió a enviar una carta al consejero de Empleo, Antonio Fernández, y emplazó a Chaves a resolver la situación de estas personas.

Arenas invitó a apostar por un gobierno popular de los "emprendedores y de los trabajadores", a los que instó a evitar desconfianzas. "Que no os intoxiquen con que el PP romperá los compromisos actuales; se mejorarán", garantizó.

Entre las promesas, el candidato popular presentó un plan industrial, dotado con 4.000 millones de euros, que asegurará la captación de empresas y 400.000 nuevos empleos. "Todos los huevos en la cesta del sector industrial", ejemplificó Arenas. ¿Y dónde se instalarán? El programa de gobierno de los populares incluye poner en funcionamiento en la Bahía de Cádiz 21,5 millones de metros cuadrados para empresas. Esta superficie es similar a Cancún o al complejo financiero Canary Wharf en Londres.

Arenas también dio a Chaves de plazo hasta el día 9 para que ponga en marcha acciones para evitar la muerte de mujeres por la violencia de género, "para ganar tiempo y recorrido frente a la brutalidad del machismo salvaje".

Ya en Algeciras, el presidente del PP-A se acompañó de alcaldes del Campo de Gibraltar, entre ellos, un imprevisto alcalde de La Línea, Juan Carlos Juárez, imputado por presunta prevaricación, cohecho y tráfico de influencias en la venta irregular de unas parcelas municipales. Arenas culpó a la Junta de la crisis del New Falme "y no la Cámara de los Comunes". "Si es un Gobierno del PP, es chapapote; si es de ellos, es de todo menos chapapote", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios