La ilusión toma las calles de la Villa

  • Las seis carrozas de la cabalgata inaugural reparten 4.000 kilos de caramelos de goma seguidas por cientos de barreños en su recorrido hasta el recinto ferial

El ambiente festivo invadió ayer por la tarde las calles de Los Barrios para anunciar a toda la comarca que las fiestas en honor a San Isidro Labrador ya han comenzado. La cabalgata inaugural de los festejos, que por segundo año se celebró en la jornada posterior al acto protocolario de coronación de las cortes y lectura del pregón, volvió a ser todo un éxito por su belleza y la masiva respuesta ciudadana.

Todo estaba listo a las ocho de la tarde. Las reinas y damas, nerviosas, subieron a las carrozas para dar un paseo por las calles de la localidad hasta el recinto ferial. Acompañadas por tres charangas, la banda municipal de música de Los Barrios y un pasacalles, las seis carrozas partieron desde la avenida Don Juan Rodríguez dejando a su paso una estela de confeti y caramelos. Las carrozas repartieron algo más de cuatro toneladas de caramelos de goma que fueron recogidos con avidez tanto por niños como mayores. Parecía la víspera de Reyes Magos. El cortejo partió encabezado por cuatro insectos de goma gigantes cuyos portadores bromearon largamente con el público presente en las aceras.

La primera de las carrozas en echar a andar fue la de la corte infantil, en cuya parte más alta se encontraba la reina, María Iborra, flanqueada por su corte de honor, compuesta por Alejandra Fosela, Ana María Morilla, Ariadna García, Marta Aragón, Aroa Valdivia y Noura Benzian. Todas, con el rostro iluminado, saludaban a los barreños congregados a lo largo del recorrido desde un púlpito custodiado por Minnie Mouse y otras figuras de Disney.

La reina juvenil, Sara Lobato, lució radiante en lo más alto de su carroza junto con su corte, formada por Aida Alexandra Jiménez, Almudena Manzanares, Cristina Tineo, Sara Plata, Jessica Duarte y Tania Llorente.

Una tercera carroza, con los acompañantes infantiles y decorada con el popular personaje infantil Pocoyó y sus amigos, daba paso a la de la Asociación de Mayores, con su corte al completo despertando las simpatías del público y fieles cada año a la cita junto con las de las peñas Toro Embolao y Los Churrascas. Esta última se hizo con el primero de los dos premios a la mejor carroza concedido por la concejalía de Festejos -el Toro Embolao fue segunda-.

Así, entre música, gigantes y cabezudos, el cortejo recorrió la céntrica avenida barreña para desembocar en la calle Menéndez Pidal y torcer en Doña Rosa García López Cepero. El recorrido duró unas dos horas que pasaron volando para los más pequeños, quienes esperaban el final del recorrido para comenzar a utilizar las atracciones.

Ya en la rotonda de las Ganaderías Bravas, el público esperaba impaciente el momento más anhelado de la noche, el encendido de las luces del recinto ferial. Mientras tanto, las atracciones ya habían comenzado a funcionar y un olor a algodón dulce invadía la Avenida de la Ilusión. Los siete días de feria en Los Barrios no han hecho más que comenzar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios