Una explosión de color en el cielo

  • El espectáculo pirotécnico que dará fin a las fiestas patronales estará formado por más de 7.800 proyectiles

Será el broche de los festejos. El espectáculo piromusical que clausurará el programa oficial de feria, en la medianoche del domingo, durará más de 20 minutos en los que se lanzarán más de 7.800 proyectiles para iluminar por unos instantes el cielo de la Villa junto con el uso de láser y luminotecnia. La altura que alcanzarán los fuegos permitirá contemplarlos desde muchos otros puntos de la comarca campogibraltareña.

La empresa encargada este año de poner la guinda al pastel ferial es Pirotécnica Zaragozana, la misma que gestionó los espectáculos de fuegos artificiales en la Expo Zaragoza 2008. Desde la empresa explican que se busca tener el fuego alto en todo momento, lo que sólo se consigue con artificios de gran calibre que explotan entre los 100 y 220 metros de altura, creando fachadas de fuegos artificiales de hasta tres alturas.

La colección estará estructurada en 14 tiempos en los que se jugará con los distintos efectos y colores que caracterizan a este ingenio que gusta a niños y mayores por igual. Entre ellos, destacan, no pueden faltar uno que denominan "cascada blanca y roja" que mezcla ambos colores y se complementa con truenos y tiros.

Otras secuencias que se lanzarán al aire son las de Kamuro, que produce en el cielo un efecto parecido al oro viejo; chiribitas, caracterizado por generar un efecto de intermitencia amarilla o el tradicional de intermitencia blanco. Entre unos y otros se intercalarán el de cracker, efecto crepitante parecido al de los cereales del desayuno mojados en la leche; o el efecto de lágrima, fabricado a base de titanio. La composición de los fuegos se basa en diversos pigmentos y texturas que dan los colores deseados en el cielo.

Entre cada una de estas secuencias se dispararán individualmente artificios de calibre 200 y 250 milímetros, unos de los más grandes, que dibujarán formas en el cielo. La compañía destaca que nunca puede en una colección de fuegos artificiales una gran traca final. La de Los Barrios durará un minuto y medio en el que se dispararan más de 1.300 efectos pirotécnicos.

El disparo de los morteros se realiza siempre mediante un sistema de disparo que permite la acción tanto manual como automática y posibilita calcular el momento exacto en que un artificio debe ser disparado, y a los técnicos encargados del posterior disparo contar con una distancia de seguridad de más de 70 metros.

Por lo tanto, no hay excusa para perderse un siempre bello espectáculo con el que la feria se despide hasta el siguiente año, con las ganas intactas.

18 €

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios