La avenida 15 de mayo, pasarela

  • Los trajes de faralaes llenan cada día de colorido y moda las calles del recinto ferial barreño

Lunares, peinetas y abanicos pueblan el recinto ferial. La avenida 15 de mayo del real barreño se convierte cada tarde en una improvisada pasarela de moda, donde las mujeres lucen sus mejores galas para vivir intensamente los días de feria.

Los colores más vistos este año entre la moda flamenca son el rojo, negro y azul, con más estampados que lunares, aunque se ve de todo. Desde quien "recicla" el traje de gitana de años anteriores con un simple cambio de complementos a quien prefiere -y puede- estrenar uno cada año o incluso dos. Peineta, collares y pendientes a juego cierran el vestuario para ellas.

Por su parte, las niñas tienen especial predilección por vestirse de flamenca para bajar a la feria, aún a sabiendas de que el calor hace mella.

Los hombres lo tienen más fácil, puesto que el traje corto no se rige tanto por los designios de la moda. No obstante, ellos prefieren reservar sus mejores galas para jornadas como la de hoy, fiesta local en honor al patrón de la Villa, San Isidro Labrador. De hecho, estos días han sido pocos los hombres que se han dejado ver con el traje típico andaluz por las casetas de la feria barreña.

Volviendo al atuendo de las mujeres, lucir un traje de flamenca no es una tarea sencilla. Al calor que supone el volumen de los vestidos, volantes y colas hay que sumar el uso intensivo de zapatos altos. Conforme avanza la semana, son muchas mujeres las que optan por sustituir el tacón por zapatillas de esparto, más cómodas y transpirables. Las valientes aguantan el tipo y, como medida de última hora, meterán sus pies en remojo en la madrugada del domingo tras siete días cargados de sevillanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios