La Feria Real llega a su fin registrando un lleno en las casetas para despedir la fiesta

  • El desmontaje de las instalaciones comienza para algunos caseteros el domingo

La Feria Real de Algeciras 2008 ya es historia. El ambiente de despedida se respiraba ayer por todas las calles del Real, así como en los propios puestos ambulantes que, antes de que llegara la noche, ya se afanaban en echar el cerrojo y desmontar todo, mostrando ya la poca mercancía que les quedaba después de nueve días de fiesta.

Durante la mañana algunos caseteros empezaron a desmantelar las instalaciones, por lo que los paseos al mediodía ya mostraban como la feria tenía las horas contadas, nunca mejor dicho ya que al filo de la madrugada ya eran varias las casetas que cerraban sus puertas, sólo las de ambiente más juvenil esperaron un poco más para decir adiós, agotando las horas permitidas para esta edición.

A la hora del almuerzo casetas como La Tertulia, la Novia del Sol o La Paloma Especial aglutinaban a un gran número de personas, ya fueran socios o simples asistentes que deseaban comer por última vez sintiendo el albero y el ambiente que, este año con más fuerza con respecto a otros pasados, se ha dejado notar por las tardes, puesto que más personas han preferido bailar y contagiarse de la fiesta cuando aún brillaba el sol.

Así, cuando el sol empezó a dar tregua al día, dando paso al suave clima del atardecer, también eran muchas familias las que se acercaron para disfrutar por última vez de las atracciones y de los puestos ambulantes como las tómbolas, éstas últimas que también se convierten cada año en las auténticas protagonistas de la feria dentro de este gremio, ya que los grandes premios siempre aguardan para los jugadores de última hora.

Cuando estaba a punto de caer la noche, la feria se convirtió en un lugar de contrastes, las casetas que tenían previsto emitir el partido de la selección española congregaron a un gran número de aficionados, aunque aquellas que no contaban con televisión en sus recintos se quedaron, prácticamente, sin clientes ni socios. La final de la competición europea, como ocurriera en las citas anteriores de España que coincidieron con la feria, envolvió de la alegría el Real, pese a dejar nubes y claros.

Cuando llegó la noche fueron muchos los algecireños y campogibraltareños en general, los que se acercaron a las calles del recinto ferial para despedir un nuevo año las fiestas. Aunque los fuegos artificiales estaban previstos para las 2:00 horas, numerosas personas esperaron para disfrutar del espectáculo de luz y color que se proyecto en el cielo en cada edición.

En este sentido, como era de esperar este último domingo después de nueve días, no se dejó indiferente a nadie y la emoción de llegar a la culminación del festejo también se vio mezclado por la "furia roja" de la selección, un acontecimiento deportivo que ha marcado el transcurrir de esta feria como nunca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios