Las atracciones, diversión asegurada para todos

  • Este año llega al recinto ferial novedades como Postmorten,Tokito y Tarifa Surf. Además, los nostálgicos pueden disfrutar de las atracciones de siempre a excepción de la noria, la gran ausente esta edición

Como cada año las  atracciones  de la Velada y Fiestas de La Línea son uno de los  reclamos más deseados por visitantes de diversas edades.  Por ello, se puede encontrar “cacharros” para todos los gustos. Desde los clásicos  coches  de choque y los caballitos, hasta las últimas  novedades.

Las familias en multitud se dirigen ilusionadas hacia el recinto ferial. En el acceso a la zona de atracciones se puede encontrar La jungla  encantada, que recrea las selvas vírgenes con rápidos de aguas y  palmeras. En los laterales se pueden apreciar enormes soldados armados con lanza y  escudo y  vestidos con pieles de leopardo. Esta atracción de acero y chapa  es muy frecuentada por jóvenes.

Los más pequeños señalan con el dedo y piden a sus mayores  montarse en las colchonetas hinchables que tienen como personaje principal la figura de Bart Simpson, acompañados de los protagonistas de Ice Age, Madagascar y Superman. Los brincos, escaladas con cuerdas, volteretas y correteos que terminan cuando el feriante toca el silbido.

No se olvidan los momentos de tensión y las largas esperas en las colas de las atracciones.  Los críos  están nerviosos mientras los familiares los observan  con entusiasmo.

También se encuentra el tradicional  Tren de los niños, en el que  disfrutan padres e hijos con los payasos, escobas y globos. Acompañados de personajes  Disney y de la  exitosa  banda sonora  de Tarzán, You will be in my heart, interpretada por Phil Collins.

Rally Montecarlo permite mostrar los primero pinitos de los niños ante el volante y motocicletas. Los padres  orgullosos  graban en vídeo a su prole y de vez en cuando se escapa algún flash.

Una de las  novedades de este año es Postmortem. Un castillo gótico con el rostro  del doctor Frankestein en el centro, gárgolas  y rosetones. Durante el recorrido por la  atracción hay dos exhibiciones de una ejecución y de la  reacción de un  cadáver ante la aplicación de la ciencia. Un espectáculo multimedia acompañado de varios respingos.

Otras nuevas  diversiones infantiles son TokitoEl Oeste  y Tarifa sur. Esta atracción para los más pequeño recuerda a la nube. Se puede encontrar también el Tirachinas y las  camas elásticas.

Wytoma tiene una estructura que  recuerda anteriores atracciones de Feria, decorado con fotografías de monumentos de diferentes ciudades y países. A pesar de ser para niños es elevado y   muy rápido.

Hay algunas atracciones que permiten ver a los pasajeros a través de cámaras como El ratón vacilón con gato comilón u Hotel twintowers. Este mega ascensor lleva ya varios años y se ha  consolidado en  la Feria linense. Uno de los platos fuertes es El top gun. El gigante de hierro comienza a moverse acompañado de  música discotequera.  A la salida  los visitantes salen “flipando” y un poco mojados. En las  calles se  congregan grupos  de chavales y familiares que hablan de las experiencias  en un ambiente de murmullo y música.

Para que los niños no estén a disgusto con los mayores se pueden encontrar  versiones de atracciones adecuadas para ellos como mini noria y mini canguro.

Quiénes prefieran el agua tienen El club náutico y Barcachoc. Se trata de medianas superficies de agua donde los chavales pueden  navegar. Los  más atrevidos cuentan con La cárcel, Fast fashion y El barco vikingo. Se notó la ausencia de La Noria y de La Nube para adultos. Los coches de choque son un clásico en la Feria y no podía falta este año. El recinto dispone de cuatro pistas para adultos y tres para los más pequeños. Torrente 5 es un atracción para toda la familia. Un recorrido a pie  donde hay juegos y ocurrentes comentarios del singular investigador privado.

Al final de la jornada todos son alegrías y risas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios