La Velada y Fiestas cumple 27 años junto a la Verja

Arranca la fiesta más esperada por los linenses. Un año de espera para una celebración en la que se vuelca todo el municipio. La Línea ya ofrece sus mejores galas y ataviada con farolillos y miles de bombillas invita a sus ciudadanos y a los visitantes a acudir a la Velada y Fiestas, a dejar atrás las preocupaciones y a disfrutar como nunca en las casetas y en las atracciones.

Por delante, muchos días para pasárselo bien con familiares y amigos, junto a una copa de vino y un plato de queso, con las guapas linenses bailando con sus trajes de flamenca las alegres sevillanas que suenan en las casetas.

En estos días parece que el tiempo se para y que las dudas y los problemas que nos asaltan no tienen cabida durante los nueve días de Feria, un paréntesis en la vida de los linenses cuyo origen se remonta al 12 de junio de 1879, cuando nació como una verbena popular en los días previos al Corpus, aunque luego se decidió que se celebrara a mediados de julio para que coincidiera así con el aniversario de La Línea, el 20 de julio.

El Ayuntamiento estudió, en 1893, la posibilidad de comprar unos terrenos a la familia Garesse para ubicar la Feria que hasta entonces se había estado celebrando en los terrenos del Ramo de Guerra. Pero fue dos años más tarde, cuando la Administración local desestimó realizar esta compra y en 1896 adquirió el huerto Pedro Vejer que era propiedad de Luis Ramírez y José Herrera. Esta vez no hubo problemas, ni indecisiones de ningún tipo y en 1905 tuvo lugar la primera Velada y Fiestas en este emblemático lugar.

El huerto de Pedro Vejer siempre había ubicado el recinto ferial pero fue en 1981 cuando la Administración local tomó la decisión de trasladar la Feria a la Ciudad Deportiva, su actual emplazamiento. Mover el recinto de su lugar tradicional fue una decisión que disgustó a muchos, difícil pero sin duda necesaria porque la demanda para incrementar el número de casetas era cada vez mayor, al igual que la afluencia de público. Las dimensiones del término municipal no daban muchas opciones a la hora de encontrar un nuevo lugar donde ubicar el recinto y finalmente se optó por la Deportiva y la portada se colocó al comienzo de la avenida del Ejército para que siguiera conectada con el centro de la localidad.

Donde está el huerto Pedro Vejer hoy se encuentra el paseo de La Velada y nada queda allí del olor a algodón de azúcar y el ruido de las atracciones pero hace años, a mediados del mes de julio, se escuchaba el sonido de las sevillanas y las familias disfrutaban juntas de La Salvaora en esa zona del municipio.

Fue a principios de los ochenta, una vez que la Feria se trasladó, cuando el huerto dejó de ser lo que era y comenzó la construcción de bloques de pisos en la calle Oviedo.

La Velada y Fiestas cumple su vigésimo séptimo año en esta ubicación, aunque entre 1982 y 1987, se desarrolló dentro de la Ciudad Deportiva.

Ahora la ubicación de la Feria volverá a sufrir una nueva modificación. Estaba previsto que la Velada y Fiestas de 2008 tuviera lugar ya en otra ubicación pero finalmente no se ha producido y casi con toda probabilidad será la del próximo año la que los linenses vivan en un nuevo emplazamiento. El motivo son las obras de ampliación del aeropuerto de Gibraltar y la construcción de la zona de servicios aeroportuarios en los terrenos que hay junto a la Verja. Este proyecto de envergadura para el municipio supondrá que el recinto ferial tenga que ser desplazado.

En principio el parque Princesa Sofía acogerá a La Salvaora pero todavía no se ha diseñado el nuevo recinto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios