La Línea se rinde ante el arte de su paisano Jonathan Santiago

  • El dueto protagonizado por el ganador de la quinta edición de 'Se Llama Copla' y su rival y amigo, Álvaro Díaz, consigue dejar al público asistente completamente hipnotizado

El flamante ganador de la quinta edición del programa Se Llama Copla, Jonathan Santiago, demostró anoche que es profeta en su tierra. El artista cosechó un rotundo éxito en su ciudad en una plaza abarrotada de público.

La actuación, que comenzó a las 22:30 horas y que contó con la asistencia de 3.000 personas, dejó encantado al público que esperaba expectante la salida de su paisano, y es que Jonathan sorprendió haciendo una apertura a duo con su amigo y finalista de Se Llama Copla, Álvaro Díaz, quen lo acompañó al escenario para recibir junto al linense una merecida bienvenida por parte del público, que se volcó con los dos cantantes.Posteriormente, Jonathan cedió el escenario a Álvaro, que comenzó su número cantando Los Tres Puñales, un clásico que puso al público en pie antes de que el joven finalizara con su copla .

Aun así este joven de Bollullos del Condado no sólo se atrevió con la copla sino que también versionó una preciosa balada que otros grandes como Alejandro Sanz o Moncho se han atrevido a cantar, como es Adoro.

Jonathan Santiago, el más esperado de la noche, se hizo de rogar tras tres canciones de su compañero de concurso, sin embargo cuando salió, la plaza de toros de La Línea se puso en pie para recibirlo y a gritos de "Tú si que vales" su público le demostró toda la admiración posible.

El linense inauguró el escenario en solitario a duo con una bailaora que lo acompañaba al son de su copla y quiso premiar a los asistentes con una versión del gran Manolo Caracol Mi Niña Lola, una copla que no todas las voces se atreven a entonar.

Además, el cantante no se conformó con poner al público en pie, sino que también quiso que participaran con sus coplas y pidió que cantasen con él al ritmo de la música.

Asimismo tanto Álvaro como Jonathan quisieron agradecer a los asistentes al festival su presencia y confesaron sentirse muy contentos y agradecidos de la gran experiencia que suponía el concierto.

Jonathan, que consiguió ganar la quinta edición del programa tras semanas de polémica y sufrimiento, logra encandilar con su voz a los más puristas de la copla y ha conseguido meterse en el bolsillo no sólo al público linense sino también al público andaluz

Coplas difíciles como Torre de Arena o Las Campanas de Linares se han adaptado a su voz para convertirlas en versiones irrepetibles y por eso encantó a jurado y votantes.

Este linense que lleva a su ciudad por bandera, contentó anoche a su compañero y a su público, que demostró una vez más ser completamente fiel a este gran artista de la copla que se ha forjado poco a poco en el concurso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios