Las portadas, bienvenidas con historia

Las portadas se han convertido en uno de los elementos distintivos de la Feria de Algeciras. Este año estará dedicada al diestro Miguelín, con motivo del 50 aniversario de su alternativa y de la fundación de su peña. Las efémerides se han consolidado en los últimos años como recurso principal para seleccionar la temática de la puerta al real. La portada de 2008 es la vigésima diseñada por Antonio Quintero, que se ha encargado de tal cometido de forma interrumpida en 1993 y 1994 desde hace 22 años.

1945 marcó para siempre la importancia de las portadas en la Feria de Algeciras. Fue el año de El Pandero, portada que vio toda España gracias a la recordada primera página de ABC. Del simbolismo de El Pandero habla que tenga constituida un monumento y que la portada de 1995 celebrara su 50 aniversario.

La bienvenida al real siempre se ha afanado en recordar fechas especialmente significativas para la ciudad y de su historia. La última década ha resultado especialmente prolija en este aspecto. La portada de 1999 se dedicó al 150 aniversario de la propia Feria y su diseño se decantó por la iglesia de la Palma. 2002 fue el año del milenario de la muerte de Almanzor y por supuesto 2006 subrayó el centenario de la Conferencia de Algeciras y la creación de la Junta de Obras del puerto.

En general, los motivos y los diseños de las portadas han sido diversos y variados. Se ha recordado a Ramón Puyol, a Paco de Lucía, el derrumbe de La Perseverancia, la partida de las tres carabelas, la Casa de los Ingleses, el faro de Punta Carnero, el Kursaal o la casa convento de la Almoraima; se ha representado el escudo heráldico: y se ha homenajeado a los pueblo del Estrecho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios