Presidente de la Federación de Casetas de Feria El Farolillo

“Estoy feliz con la portada de Miguelín”

  • La Asociación de Casetas El Farolillo afronta un año más la Feria Real con toda la ilusión. El presidente adelanta que el próximo año se realizará una reordenación del recinto

Comentarios 2

Si existe una asociación que disfrute de la Feria Real, esa es sin duda El Farolillo. Su máximo responsable, Antonio Quintero, vive la feria desde hace 49 años sin cansarse. “Cada feria es distinta con un encanto nuevo”, justifica el presidente de la asociación, quién señala que este año está muy ilusionado con la portada, dedicada a Miguel Mateo Miguelín. “Creo que dignifica mucho la fiesta y es muy importante este homenaje que se le hace a través de la feria, estoy feliz”, añade.

A pesar de la diversión que suponen los días de feria, Quintero destaca que para los caseteros lo  mejor es sin duda los seis meses de preparación de la fiesta, de enero a junio. “El Farolillo se lo pasa muy bien porque todos los representantes de las casetas nos entregamos”, aunque ello no resta un ápice de responsabilidad. “Cada representante tiene que controlar y vigilar su caseta por eso debe permanecer en ella desde las 11:00 horas hasta que se cierra”, aclara.

La asociación, formada por 72 casetas, ha hecho frente este año a un gran número de normativas nuevas. “La seguridad es un aliciente que estamos acogiendo con mucha responsabilidad”, apunta. En cuanto a la organización del recinto ferial, aclara que “le quedan muchas puntaítas, le falta arbolear, hay que darle más frescura”.

Antonio Quintero coincide con algunos sectores relacionados con la feria en la necesidad de ordenar el recinto. “El sector de arriba está muy lleno, muy masificado”, no obstante, entiende que no es necesario una nueva ubicación, ya que su lugar es donde está ahora, al lado de la plaza de toros, que es la que le da categoría. “Opino que lo único que necesita es un reordenación  que se piensa realizar el año que viene, aunque tendrá que programarse con mucho tiempo porque tiene mucho trabajo”, apunta.

Como alternativa, propone sacar la zona de restauración del recinto y la ciudad del feriante del llano amarillo, porque éste último tiene su fin cuando sea reclamado por la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras (APBA).

De todas maneras, como buen algecireño y amante de su fiesta, Quintero considera que la Feria Real es la número uno de la provincia. “Está dentro de las cuatro primeras de Andalucía, en el sitio que le corresponde”, argumenta.

El presidente de El Farolillo incide en que a pesar de su edad, ya no es un chaval, tiene cuerda para rato. “Cuando uno está metido en feria quiere que dure un mes, todo el mundo me puede encontrar allí porque no fallo ni un sólo minuto”, reitera y añade que cualquier día es bueno para su disfrute, desde el viernes de farolillos hasta los fuegos artificiales del domingo.

Por ello, aconseja a todos los que aman la feria que acudan cada día, no así  aquellos  que sólo van como una continuación del  trabajo, para seguir haciendo negocios.

El Farolillo reivindica la fiesta familiar y tradicional por excelencia en la que las familias se reunían en las casetas para celebrar que llevaban meses sin verse. “Eran ferias en las que se disfrutaba de verdad”, apunta.

Quintero felicita por último, a la Delegación de Fiestas por el brillante presentación del libro de Miguelín y las jornadas de tauromaquia. “Son cada vez mejor y toda la plantilla de Fiestas junto a su gerente y concejal  han realizado un gran trabajo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios