Las atracciones, una ilusión esperada durante todo el año

  • La zona de ocio del recinto ferial algecireño ocupa 26.700 metros cuadrados llenos de luces, colores y diversión.

La Feria de Algeciras tiene entre los niños a uno de sus principales grupos de entusiastas. Las atracciones llenan de color y sonidos cada año la parte alta del Real en una cita que es aguardada con impaciencia por los más pequeños.

La ilusión puede estar oculta bajo un patito de goma de color amarillo, a bordo de un bello corcel en un tiovivo o en un vagón del tren de los escobazos. Cualquiera de las atracciones del Real de Algeciras es válida para que los pequeños llenen sus rostros de gestos de diversión. Son momentos cargados de ternura que esconden una nerviosa espera de casi un año y que, además, coincide con la llegada del verano y el inicio de las vacaciones escolares.

Los adultos también tienen su ración de ocio en la Feria de Algeciras pero, en este caso, las atracciones tienden a desatar la adrenalina con el vertiginoso movimiento de aparatos como la montaña rusa, una de las novedades de este año. Los coches de choque son también un punto de reunión para la juventud antes de abordar una larga noche en las casetas sin olvidar otras propuestas típicas como la olla o el barco vikingo.

El recinto ferial de Algeciras dedica 26.700 metros cuadrados de su superficie a la diversión, un 34% del total.Pero los ánimos y las ganas de pasarlo bien alcanzan el 100% nada más encenderse las primeras luces y arrancar los motores de las máquinas.

La zona de atracciones infantiles mide 8.000 metros cuadrados y se sitúa junto a la plaza de toros, las nuevas casetas temáticas y la zona de restauración donde poder reponer fuerzas tras varios viajes. El espacio destinado a los aparatos para adultos se encuentra unido al recinto ferial por una pasarela que cruza la circunvalación algecireña. Son dos ambientes que, a pesar de las diferencias de edad, acaban unidos por la causa ferial.

Los padres, como cada año, contarán con uno de sus principales aliados a la hora de afrontar el gasto que supone llevar a los niños a los cacharritos. Durante el Día de la Infancia, el martes de Feria, las atracciones infantiles colgarán el cartel de rebajas al 50%. Una buena oportunidad de pasear dos veces por el mismo precio a una incansable prole o un gran aliado para ahorrar la mitad del dinero previsto cuando aún queda mucha Feria por delante.

Con todo, los niños nunca se cansan de dar rienda suelta a su ilusión y transformarse durante unas vueltas en bomberos, cowboys, princesas o pilotos de naves espaciales en cualquiera de los tiovivos.

Por último, cabe destacar que la seguridad está garantizada con los controles que realiza el Ayuntamiento a la hora de la instalación de las máquinas. Todas deben cumplir con la normativa por el bien de la fiesta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios