La Autoridad Portuaria reconoce con un Tetrápodo de Oro al capitán marítimo

  • Antonio Vacas, de la empresa SATO, recibe otra de las distinciones otorgadas

El capitán marítimo, Alfonso Marquina, y el delegado de la empresa SATO en el Campo de Gibraltrar,  Antonio Vacas, recibieron ayer los Tetrápodos de Oro, distinción que cada año ofrece la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras durante la Feria Real, dirigido a personas o entidades que hayan trabajado favoreciendo la ciudad, el puerto o la caseta. La entrega  se realizó en la caseta el Tetrápodo  en un acto que reunió a diferentes autoridades, así como a representantes del mundo portuario.

El acto fue presentado por Fermín  Oñate, presidente de la caseta, quien  destacó que se trataba de hacer un reconocimiento a la labor y profesionalidad de ambas personas, algecireñas de adopción. Oñate destacó la importante trayectoria de ambos. En el Caso de Marquina en el ámbito del salvamento marítimo y en el de Vaca como ingeniero en obras portuarias tan importantes  como la prolongación del Dique de Abrigo, el Acceso Sur, la ampliación del Muelle del Navío o Isla Verde Exterior, en la actualidad. 

Alfonso Marquina, que ostenta la titularidad de la Capitanía Marítima desde que se creó, en 1992,   destacó que el galardón era el “reconocimiento a muchos años de trabajo”. Recordó  la evolución que dichas instalaciones ha tenido en el tiempo: “Cuando llegué a Algeciras la capitanía era un llano de alvero y ahora tenemos una gran estructura de control del tráfico y salvamento”. Frente a la inexistencia de medios entonces, ahora “tenemos aviones, helicópteros, barcos de salvamento, vamos a tener en breve patrulleras. ha sido un despegue muy importante”.  Para Marquina esta etapa ha supuesto una experiencia “muy interesante en mi vida y en el puerto tengo muchos amigos”, una aventura.

Para Antonio Vaca recibir el Tetrápodo de Oro ha sido una gran satisfacción porque “llevo treinta años trabajando en esta zona y he dejado grandes amigos”.  LLegó a Algeciras en los años 80. De hecho, de sus más de cuarenta años de profesión , el 90 por ciento de su actividad la ha realizado en el puerto.

Manuel Morón, presidente de la Autoridad Portuaria de al Bahía de Algeciras, destacó lo entrañable del acto y recordó que “Antonio Vaca fue mi maestro en los  temas portuarios. La  primera obra marítima que hice en la Bahía de Algeciras, hace ya un montón de años, tuve de maestro a Antonio Vacas al que tengo un aprecio tremendo”.  Destacó, además, el hecho de que aunque normalmente en las empresas constructoras se suelen cambiar de sitio, “desde que le conocí sigue en el Campo de Gibraltar. Señal de que lo ha hecho muy bien. Creo que ha participado  en casi todas las obras importantes que ha tenido el puerto de Algeciras”.

De Alfonso Marquina, el presidente portuario destacó  no sólo las características personales como persona, sino su profesionalidad y entrega laboral. En opinión de Morón, el capitán marítimo  “ha sido muchas veces injustamente criticado porque él recoge lo que otros hacen o hacemos  mas.  A él le toca bailar con la más negra”. Para Morón era más que justificado ese reconocimiento.

Los premios fueron entregados  por el presidente Manuel Morón  y por el director de la Autoridad Portuaria, José Luis Hormaechea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios