La escuela de Algeciras abre la Puerta de Feria en su tradicional clase práctica

  • Unos cuatro mil aficionados acuden al coso de Las Palomas para apoyar a los jóvenes valores

Los alumnos de la Escuela Municipal de Algeciras tuvieron ayer su día grande, con la celebración en clase práctica de una novillada. La ilusión de los más pequeños, haciendo el paseíllo fue el prólogo al que hicieron los seis novilleros de luces, que lidiaron un encierro de Carlos Núñez.

Pero si hay algo que destacar, después de las actuaciones de los alumnos, es la presencia de público en los tendidos de la plaza algecireña. Unas cuatro mil personas se dieron cita en el festejo. Un público de todas las edades, que no dejó de apoyar en ningún momento la labor de los novilleros. La presencia de tantos aficionados mostraba el gran trabajo por parte de la escuela algecireña, por fomentar este tipo de espectáculos dentro de la feria.

Abrió plaza el novillero de la escuela algecireña, Miguel Ángel Sánchez, que cuajó un buen trasteo ante un novillo que se dejó. Paseó las dos orejas. Un apéndice cortó el novillero Gonzalo Montoya de la escuela de Sevilla y otra paseó Eduardo Reyes de Ronda, quien toreó bien con el capote y tuvo momentos buenos con la muleta.

El novillero de la escuela de San Fernando, Jesús Arroyo, fue otro de los triunfadores del festejo al cortar las dos orejas del cuarto novillo de la suelta, al que lidió con gusto. El malagueño Adrián Abad , también tocó pelo, después de una faena voluntariosa y con ganas.

Cerró la tarde el algecireño Morenito de Algeciras, alumno de la escuela municipal de Algeciras, que despertó el ambiente en los tendidos y le cortó la oreja del último novillo del encierro.

La novillada de Carlos Núñez estuvo bien presentada y dio un buen juego en líneas generales. La terna salió triunfadora del primer festejo de la feria y con ellos el gerente de la escuela, Ángel Barrantes, y el director artístico, Diego Ramos El Merlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios