El nacionalismo arropa a Atutxa en Bilbao

  • Unas 50.000 personas salen a la calle tras condenarle el Supremo por un delito de desobediencia

Comentarios 2

Más de 50.000 personas, según la Policía Municipal de Bilbao, participaron ayer en la manifestación convocada por los tres socios del tripartito vasco, PNV, EA y EB-Berdeak, bajo el lema En defensa de nuestras instituciones, cuyo acto final fue la lectura de un comunicado en el que se denunció que el fallo contra Juan María Atutxa, Gorka Knörr y Kontxi Bilbao obedece a la misma "estrategia" del caso Ibarretxe con "un objetivo claro" que "todos pueden intuir".

La marcha, que partió a las 18.20 con la presencia del lehendakari Juan José Ibarretxe, recorrió en silencio la distancia que va desde la plaza del Sagrado Corazón hasta el Arenal, sólo interrumpida por los aplausos al pasar la cabecera de la marcha de la gente que se agolpaba en las aceras. A las 19.20 la manifestación llegó al Arenal, donde el periodista Julio Ibarra dio lectura al comunicado. Tras la pancarta que portaban ciudadanos anónimos, se encontraban, además del propio lehendakari y sus dos antecesores en el cargo, José Antonio Ardanza y Carlos Garaikoetxea, los líderes de PNV, Iñigo Urkullu, de EA, Unai Ziarreta y de EB, Javier Madrazo, así como la presidenta del Parlamento vasco, Izaskun Bilbao.

El texto leído incidía en que la intención de los manifestantes no era la de "presionar a los jueces ni menoscabar su imparcialidad", ya que no se precisan "ni favores judiciales ni situar a las instituciones y a sus representantes por encima de la ley". "Reclamamos y exigimos, aunque a alguien le suene a paradoja, simplemente Justicia". "No podemos permanecer callados ante una de las decisiones más graves y de mayor alcance que representantes de un poder del Estado han protagonizado contra la voluntad democrática de la sociedad vasca desde el establecimiento de la democracia", concluía el texto.

La sentencia del Tribunal Supremo que condenó el pasado lunes a Juan María Atutxa, Gorka Knörr y Kontxi Bilbao por un delito de desobediencia es "grave por la humillación personal que persigue".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios