Zapatero promete ampliar las ayudas por hijos a otras 400.000 familias

  • El candidato socialista dice que "para la derecha, los que cobran el salario mínimo son invisibles"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer medidas para que 400.000 familias más puedan recibir las ayudas que concede la Seguridad Social. Con este objetivo, si los socialistas ganan los comicios, se elevará el umbral de renta que limita quién puede acceder a estas ayudas de los 11.000 a los 15.000 euros al año, llegando en total a un millón de familias. "Estamos de acuerdo en que a quien hay que apoyar fundamentalmente es a las familias con menos renta", proclamó el líder socialista tras realizar el anuncio.

El PSOE aprovechó la Conferencia Sectorial sobre Políticas Familiares que se llevó a cabo ayer en Toledo para lanzar su nueva promesa electoral. Un proyecto que, si sale adelante, será la segunda vez que el PSOE incrementa el tope de renta familiar para aspirar a estas ayudas de la Seguridad Social, después de que en 2007, aprovechando que se aprobó el famoso cheque-bebé, se elevó el umbral hasta 11.000 euros al año, desde los 9.300 euros. Las ayudas consisten en unas ayudas por hijo a las familias con menos ingresos: 500 euros anuales por cada hijo menor de tres años, 300 por cada hijo menor de 18 y 1.000 por hijo discapacitado.

"Estamos de acuerdo en que a quien hay que apoyar fundamentalmente es a las familias con menos renta", sentenció el presidente del Gobierno después de anunciar su compromiso de elevar el umbral de renta hasta el cual se podrá acceder a esta prestación.

En el caso de las familias no numerosas podrán recibir las ayudas de la Seguridad Social las que tengan ingresos de hasta 15.000 euros anuales, 4.000 euros más que el límite actual, mientras que las familias numerosas podrán acceder a esta prestación siempre que su renta anual no supere los 20.000 euros. En total se espera pasar de 600.000 a un millón de familias beneficiarias de estas ayudas.

Zapatero destacó las políticas sociales de su Gobierno en estos cuatro años y reprochó al PP que en ocho años "nunca" hiciera nada ni por las personas discapacitadas, los pensionistas, los trabajadores que cobran el salario mínimo interprofesional o el acceso a la vivienda. "Para la derecha, la gente que cobra el salario mínimo es invisible, como los camareros para Cañete" ironizó el líder del PSOE, que denunció que los dirigentes del PP ni siquiera se han "inmutado" ante los comentarios de su responsable de Economía sobre la inmigración. "No se puede tener una visión tan antigua y tan clasista de una España que fue y no volverá a ser jamás", proclamó Zapatero, que afirmó: "Aquellos que más tienen son los que más se quejan y aquellos que menos tienen son los más dispuestos a hacer sacrificios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios