El Rey y Zapatero repasan la actualidad en la última reunión en Marivent

  • Las turbulencias económicas, la situación internacional y la convocatoria de elecciones estuvieron en la agenda

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, mantuvo ayer en el Palacio de Marivent, en Palma, el último despacho que celebrará con el Rey Don Juan Carlos en la tradicional residencia veraniega de la Familia Real.

Entre otros asuntos, el jefe del Estado y el del Ejecutivo examinaron la situación política y económica nacional cuando faltan menos de dos meses para la disolución de las Cortes, así como diversas cuestiones relacionadas con la política exterior española y el panorama europeo y mundial.

A la entrada del palacio, el Rey recibió con un apretón de manos al presidente del Gobierno -que saludó a los informadores presentes con un "muy buenas"- y, antes de acceder al interior para celebrar la reunión, ambos posaron para los medios gráficos que les aguardaban.

Rodríguez Zapatero no compareció al término del encuentro ante los medios informativos y abandonó a continuación la residencia veraniega de la Familia Real, donde no se celebró la cena oficial que los Reyes han ofrecido en algunas de estas ocasiones al presidente del Gobierno.

El tradicional primer despacho de agosto entre el jefe del Estado y el del Gobierno fue su primer encuentro después de que Rodríguez Zapatero anunciara el pasado viernes la decisión de convocar elecciones anticipadas para el próximo 20 de noviembre y también el único que se celebrará en Mallorca, ya que el segundo tendrá lugar en Madrid.

Un día antes del inicio de sus vacaciones en Doñana, el jefe del Ejecutivo tuvo ocasión de exponer al Rey los motivos que le han llevado a anticipar cuatro meses las elecciones generales, ofrecerle un balance de las últimas actuaciones del Gobierno en materia económica y presentarle las iniciativas que promoverá antes de la disolución de las Cortes, el 26 de septiembre.

Zapatero llegó a Marivent acompañado del jefe de la Casa Real, Alberto Aza. La reunión se ha producido el mismo día en el que el Rey llegó a Mallorca para pasar como todos los años las vacaciones de verano en el Palacio de Marivent, pese a que inicialmente su llegada se esperaba este fin de semana, cuando sí que llegó el Príncipe de Asturias, Felipe de Borbón.

En la isla ya se encuentran desde la semana pasada la ReinaSofía y la infanta Elena con sus hijos Froilán y Victoria Federica, mientras que para los próximos días también se espera la llegada de la Princesa de Asturias, así como de la infanta Cristina.

La agenda del rey Juan Carlos continuará el próximo miércoles, cuando se reúna individualmente con cada una de las autoridades de las islas, tal como viene haciendo los últimos años en el Palacio de la Almudaina.

Concretamente, se reunirá por este orden con el presidente del Govern balear, José Ramón Bauzá; el presidente del Parlament, Pere Rotger, acompañado por los miembros de la Mesa y Junta de Portavoces; el alcalde de Palma, Mateo Isern y la presidenta del Consell de Mallorca, María Salom, acompañada por los miembros del Consell.

Para el viernes 5 de agosto se espera que la Familia Real al completo o casi al completo esté reunida en Palma para ofrecer una cena a las autoridades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios