Procesan al alcalde de Alicante por un despido con prevaricación

Una juez dictó ayer el procesamiento del alcalde de Alicante, el socialista Gabriel Echávarri, por despedir a una funcionaria interina, cuñada del portavoz municipal del PP, Luis Barcala, después de que este último le denunciara por fraccionar contratos en el área de Comercio.

Se trata del segundo procesamiento al que se enfrenta el alcalde alicantino del PSPV-PSOE, junto al relacionado con el llamado caso Comercio, en el que él y dos asesores están acusados de prevaricación por el supuesto fraccionamiento de 14 facturas por un valor conjunto de unos 144.000 euros.

Según informó el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat (TSJCV), la titular del juzgado de Instrucción número 2 de Alicante le atribuye ese mismo delito, prevaricación administrativa, en el caso del despido de la funcionaria interina.

Al mismo tiempo, la juez ha archivado la causa contra el concejal de Recursos Humanos, el también socialista Carlos Giménez, porque firmó el decreto de cese de la funcionaria por orden del alcalde.

La magistrada Patricia Romero considera que Echávarri ordenó el despido inmediato de la interina, Catalina Rodríguez, "careciendo de competencia para ello" y "sin hacer mención alguna a la causa por la cual debía ser cesada".

Pese a que entonces había otros 47 funcionarios interinos sin cargo a plaza trabajando en el ayuntamiento alicantino, tres de ellos en la misma situación que la cuñada de Barcala, pues no ocupaban el puesto para el que fueron nombrados, solo ella fue despedida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios