España

El PP recupera la Alcaldía de Alicante gracias a una tránsfuga de Podemos

Comentarios 2

El popular Luis Barcala se convirtió ayer en el nuevo alcalde de la ciudad de Alicante gracias al voto en blanco de una edil tránsfuga de Podemos. Ninguna candidatura alcanzó la mayoría absoluta y la socialista Eva Montesinos se quedó con 14 de los 15 votos que necesitaba para que el PSPV siguiera al frente del consistorio.

Montesinos recibió los 14 votos de su partido y de sus ex socios en el equipo de gobierno Compromís y Guanyar Alacant, mientras que la no adscrita y ex edil de Podemos Nerea Belmonte votó en blanco y el no adscrito y ex de Ciudadanos Fernando Sepulcre emitió un voto nulo al votarse a sí mismo escribiendo su nombre.

Barcala sumó solo los votos de sus ocho ediles populares, y se alzó con la vara de mando al ser la formación más votada en las pasadas elecciones de mayo de 2015.

La otra candidata a la Alcaldía, la líder de Ciudadanos Yaneth Giraldo, obtuvo el respaldo de sus cinco compañeros de formación.

Se produce así un vuelco en el gobierno local, tras la dimisión el pasado 9 de abril del socialista Gabriel Echávarri, que dimitió por su doble procesamiento por el despido de una trabajadora temporal del Ayuntamiento -cuñada de Barcala- y por el supuesto fraccionamiento de contratos en la Concejalía de Comercio que dirigió.

La secretaria de Política Municipal del PSOE, Susana Sumelzo, lamentó que el PP, "el partido de la corrupción", haya llegado a la alcaldía de Alicante gracias al voto en blanco de una concejala tránsfuga. "Es esperpéntico", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios