Moratinos espera pactar el precio del gas con Argelia en octubre

  • El ministro de Exteriores dice que se ha avanzado en el contencioso energético con el país africano y que ahora toca a las empresas dirimir los "últimos detalles"

España espera llegar a un acuerdo con Argelia sobre el contencioso del gas antes de la próxima reunión de alto nivel que está prevista para primeros del mes de octubre, según señaló ayer en la capital argelina el ministro de Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, tras reunirse con su homólogo argelino, Mourad Medelci, y el titular de Energía de este país, Chakib Jelil.

La venta de este recurso energético a la empresa española Gas Natural por parte de la compañía estatal argelina Sonatrach quedó bloqueada hace más de un año cuando los argelinos quisieron revisar al alza el precio del gas y pretendían aumentarlo un 20% con el argumento de que lo vendían "muy por debajo" del precio de mercado.

El problema repercutió en una rescisión de contratos a Gas Natural y también a Repsol en el proyecto gasista Gassi Touil y, aunque oficialmente no se vinculó a ningún tema político, coincidió con una visita del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a Marruecos en la que defendió el plan marroquí para el Sahara occidental como base para iniciar unas negociaciones, algo que no gustó nada a Argel, el principal valedor del Frente Polisario.

Repsol y Gas Natural recurrieron al Tribunal Internacional de Arbitraje, con sede en Ginebra, para denunciar la rescisión unilateral del contrato en un proyecto que preveía inversiones de 5.200 millones hasta 2010.

Ahora el ambiente parece haber mejorado. Moratinos subrayó que ambos gobiernos han avanzado en el contencioso y ahora corresponde a las empresas "resolver los últimos detalles" que, según dijo, esperaba que estuvieran listos a principios de octubre, nada más acabar el Ramadán, que es cuando se prevé celebrar la reunión de alto nivel entre Zapatero y el presidente Abdelaziz Buteflika que está pendiente desde hace un año.

Moratinos insistió, además, en que hay una clara voluntad política de "colocar la energía como instrumento de relación estratégica entre Argelia y España".

Para el ministro, este año ha sido el mejor para las empresas españolas en Argelia ya que se han invertido más de 1.000 millones en contratos, y actualmente hay medio centenar de grandes proyectos en marcha, sobre todo en los sectores de infraestructuras, energías renovables y construcción.

El último, anunciado ayer por el jefe de la diplomacia, fue la adjudicación a CAF del contrato para el control y seguimiento del metro de Argel, por valor de 28 millones de euros.

En otro orden de cosas, el ministro de Exteriores comparecerá ante de que finalice el mes de julio en la Cámara Baja para hacer balance de la Cumbre Euromediterránea que se celebrará este próximo fin de semana con presencia de 40 jefes de Estado y de Gobierno.

Esta comparecencia se enmarca en la ronda que llevará a otros tres ministros a acudir a las respectivas comisiones del Congreso en las próximas semanas, previsiblemente dentro del mes de julio, según informaron fuentes socialistas. Ya han registrado sus solicitud de comparecencia a petición propia los ministros de Defensa, Carme Chacón; de Industria, Miguel Sebastián; y de Trabajo, Celestino Corbacho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios