Monago, tras los 'recortados' pasos de Cospedal

  • El presidente de la Junta de Extremadura ha presentado un presupuesto para 2012 con una reducción del 10%. Los servicios sociales, la sanidad y la educación permanecen intactos.

Comentarios 7

Menos gastos de publicidad y propaganda, menos gastos jurídicos externos, de suscripción a publicaciones, de protocolo; menos privilegios para los políticos, menos alquileres, menos dietas de viajes... José Antonio Monago, presidente de la Junta de Extremadura, se sube al carro de la dieta especial de María Dolores de Cospedal, su homóloga en Castilla-La Mancha, y presenta un presupuesto para 2012 con un recorte del 10%. Las nuevas medidas se sumarán a las que ya ha puesto en marcha el Gobierno regional, como la reducción de consejerías, de directores generales y otros altos cargos y de coches oficiales. IU espera a "oír la letra" del plan, pero, de momento, "la música" no le suena mal. El PSOE afirma que los populares van a reducir "algunas décimas menos" que sus predecesores socialistas.

El Gobierno extremeño prevé recortar al 50% los gastos de publicidad y propaganda, los de estudios, los gastos jurídicos externos, los de representación y dietas de viaje, y los de suscripción a publicaciones. Los gastos de protocolo serán un 75% menores, de acuerdo con los planes, y la partida Otros será eliminada del todo. Se trata de un "un cajón de sastre" de "gastos indeterminados" que "no se sabe en qué se invierten", explicó Monago.

Los populares también acabarán con las secretarías de Extremadura en el Mundo, la de Estudios para la Paz y la de Coordinación de Asuntos Africanos. Todas ellas se integrarán en un solo departamento que se ocupará de la acción exterior de la región y de las relaciones con la Unión Europea (UE). Además, el Ejecutivo está estudiando la situación del sector público en Extremadura, para minimizarlo y que no suponga competencia a la iniciativa privada.

También se está planteando la manera de disminuir el gasto de alquileres de locales para dependencias de la Junta, que ahora suponen un coste de 150.000 euros mensuales. El equipo de Monago quiere bajar los sueldos del personal directivo de las empresas públicas, "que en algunos casos son superiores a los de los consejeros", sostuvo el presidente. 

La institución unificará la gestión de compras, "para conseguir mejores precios", y reunirá los centros de procesos de datos en uno solo. Con ello, el ahorro será de entre 100 y 200 millones. Asimismo, el 1 de enero de 2012 se suprimirá la "mochila de privilegios" que disfrutan los altos cargos y el personal eventual cuando abandonaban estos puestos de confianza.

Todo esto se suma a las primeras medidas que ya se han puesto en marcha: la reducción de 11 a siete consejerías, de 40 a 28 directores generales y de ocho a dos gerentes territoriales del Servicio Extremeño de Salud (SES). También se han suprimido los dos delegados de la Junta en Cáceres y Badajoz y se han cerrado las dos oficinas del presidente en las capitales de provincia. 

Con lo que ya se ha hecho, se ahorrarán cuatro millones de euros, según los cálculos de Monago. Con el cómputo de cambios para 2012, el presupuesto de Extremadura se recortará un 10%. Esa cifra podría ser mayor, si se modifica el sector público, y podría llegar al 20%.

El futuro de la Comunidad traerá consigo un nuevo Plan de Empleo, Empresa y Emprendedores (Plan 3E), que se presentará, a petición propia en la Asamblea de Extremadura, a finales de septiembre. Los agentes sociales harán su aportación al proyecto en los próximos días, mantuvo el dirigente. Entre otros propósitos, la Junta realizará en 25 días el pago a empresas de menos de 10 trabajadores y dos millones de euros de facturación.

Se trata de "dar oxígeno a la empresa extremeña", por lo que la institución no contratará lo que no pueda pagar y pagará lo que contrate "en tiempo y forma", porque "detrás de las empresas, también hay familias". Monago explicó que el Gobierno regional sufragará el cien por cien de las tasas locales que se exige a los emprendedores cuando inician su actividad y que el Plan otorgará microcréditos a interés subvencionado, por un máximo de cinco años.

El Ejecutivo autonómico quiere hacer "todo lo posible" para abonar las cuotas de la Seguridad Social por la contratación de menores de 25 años, mujeres o desempleados de larga duración mayores de 45 años. El proyecto prevé avanzar en la "formación dual", a través de centros de aprendizaje y empresa. Todas estas novedades pretenden restringir el gasto público y fomentar el empleo, siguiendo los pasos de Cospedal, pero sin tocar los servicios sociales, la sanidad ni la educación.

El propio Monago expuso sus propuestas a Luis Alfonso Hernández Carrón y Pedro Escobar, portavoces de PP e IU en la Asamblea, y a Fernando Manzano, presidente del Parlamento regional, en un desayuno presidencial que tuvo lugar este martes. Los socialistas también estaban invitados, pero no fueron. Guillermo Fernández Vara, ex presidente de la Junta, pretendía reunirse "a solas" con Monago, que respondió a su ausencia destacando que no va a dar "clases particulares a nadie": "No estoy para perder el tiempo en repetirlo".

Vara destaca los logros socialistas

No acudió a la cita, pero sí compareció ante los medios para recordar sus méritos y asegurarse de "que no parezca" que se está viviendo "una situación histórica en Extremadura". Fernández Vara explicó que su Gobierno redujo "casi un 3%" el presupuesto para 2010 y "casi un 8%" el de 2011, por lo que "el PP va a reducir algunas décimas menos" que el PSOE.

El ex presidente subrayó que su cese tuvo lugar "el 8 de julio de 2011", cuando dejó "una foto" con "400 millones de euros en Tesorería", "un 2,78% de déficit" y "un 55% del presupuesto sin obligar". A su juicio, su sucesor "suma dos veces". Por ejemplo, la Junta "mete en el déficit" los gastos que "se pagan en enero".

Según el socialista, los "2.500 millones" de deuda extremeña se deben a este tipo de actuaciones: "Monago suma la deuda con las facturas que hay que pagar, con el presupuesto corriente". Esas facturas ascienden a "298 millones de euros obligados" y "hay 400 millones de euros en caja para pagarlos".

A IU le suena bien la música

Sí hubo representación izquierdista en el desayuno presidencial y quedó satisfecha con lo que oyó. Pedro Escobar quiere "esperar a la letra, que es donde se concretarán las cantidades, los plazos y los conceptos", pero, de momento... "La música no suena mal". El coordinador de IU en Extremadura destacó que en el presupuesto "no se contemplan recortes en sanidad, educación y servicios sociales".

Las reducciones tienen que ver con "los gastos innecesarios", cosa que a IU le parece bien. También apoya "todas las medidas que tiendan a simplificar la burocracia y a facilitar la acción de las empresas" y la eliminación de las "mochilas" de los altos cargos, que, en su opinión, eran "un escándalo".

Escobar mantuvo que había "echado de menos" a Vara, que "debería haber estado en esta reunión" porque "hay muchas cosas que requieren el esfuerzo de los tres grupos". En la anterior legislatura "hubo muchos encuentros de este tipo" y los izquierdistas no pretenden "romper esa costumbre", aunque eso no sustituye "la acción en el Parlamento".

Los populares están muy contentos con el proyecto del equipo de Monago. "Ambiciosas, valientes y novedosas"; es lo que piensa Hernández Carrón de las medidas que expuso Monago este martes. El PP piensa que es una manera de lanzar "un mensaje de esperanza a los extremeños", con unos "recortes necesarios" y un plan que, "sin duda", va a favorecer "la creación de empleo" y va a mejorar "la situación ce las empresas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios